CONTRA EL CIERRE

El Valle del Aragón hace frente común para salvar Candanchú

Ayuntamientos y empresas piden apoyo a las instituciones. Aseguran que si la estación no abre este invierno, se perderían unos 200 empleos directos y más de 2.000 familias se verían afectadas

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Reunión este lunes de alcaldes y empresarios del valle del Aragón sobre la estación de Candanchú.

Los alcaldes y los empresarios del Valle del Aragon van a elaborar una propuesta conjunta para que, con el apoyo de las administraciones, Candanchú salga adelante y se mantenga en el tiempo. Este lunes han mantenido una reunión con el objetivo de conseguir que la estación abra este invierno y motive un plan de inversiones con un horizonte claro. Según han informado a la salida del encuentro, así lo trasladarán este martes ante la Diputación Provincial de Huesca y frente al Gobierno de Aragón, con quien esperan reunirse "pronto".

La estación de esquí oscense de Candanchú comunicó la semana pasada a sus trabajadores que no abrirá la próxima temporada, alegando pérdidas superiores a dos millones de euros. La noticia, dicen los vecinos, afectaría a los ingresos de unas 2.000 familias que directa o indirectamente viven de la nieve. "Es una estación estratégica que genera mucho empleo en todo el territorio", indica el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez. En total, calculan que Candanchú genera hasta 200 empleos directos en invierno.

Las asistentes a la reunión comparten la idea de que el cierre de la estación traería consecuencias "catastróficas" al valle, que todavía sufre el impacto de la pandemia. "Venimos de un año donde las familias llevan 20 meses sin ingresos", denuncia el presidente de la Asociación de Empresarios de Candanchú, Lucas Sáez. Por eso, piden al Gobierno de Aragón que colabore junto con otras administraciones para crear un proyecto de financiación pública que garantice "un futuro a medio largo o plazo", apunta el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón. 

"Pedimos igualdad de proyectos públicos. Estamos viviendo una competencia desleal porque unas estaciones tienen la capacidad de captar financiación pública y ahora mismo Candanchú parece que se reduce a una empresa privada", añade Sáez. Las repercusiones, señala la presidenta de la Asociación de empresarios de comercio y servicios de La Jacetania (ACOMSEJA), Marian Bandrés, llegarían a todo el valle: "Con Astún abierto se limita la superficie a la mitad y, por lo tanto, los turistas también se limitarán a la mitad", explica. 

Lambán asume el seguimiento de la situación de Candanchú

Por su parte, la consejera de Presidencia del Ejecutivo regional, Mayte Pérez, ha anunciado que es el propio presidente del Gobierno, Javier Lambán, quien está asumiendo personalmente el seguimiento del posible cierre de la estación de esquí. "Con esto ya les digo el nivel de interés que hay por parte del Gobierno de Aragón", ha añadido la consejera. Mientras, desde Ciudadanos piden la comparecencia en las Cortes del vicepresidente y la consejera de Economía para que expliquen qué tiene previsto hacer el Ejecutivo.

Vídeos

Vídeos