RESTRICCIONES

Aragón recurre el auto del TSJA para mantener la fase 2 modulada

Según el Ejecutivo, el auto del Tribunal aboca a la hostelería a cumplir con las medidas del nivel 2 sin modulaciones, lo que implica el cierre del ocio nocturno y más recortes en aforos y horarios en hostelería

ARAGÓN NOTICIAS /
Terraza en Teruel.
icono foto Terraza en Teruel.

El Gobierno de Aragón ha anunciado que sus servicios jurídicos alegarán de forma inmediata ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, oponiéndose a la medida cautelarísima solicitada por las asociaciones de hosteleros y de ocio nocturno, en relación a las letras 'a' y 'q' de la orden SAN/790/2021, de 8 de julio. Dicha resolución suspende la modulación establecida en la orden para la hostelería, pero no la entrada en vigor de la norma legal por la que se estableció el paso a nivel de alerta sanitaria 2, ni el resto del contenido de la orden. Por lo tanto, la aplicación del régimen legal, sin las modulaciones  suspendidas este lunes, implica ahora mismo el cierre del ocio nocturno y más reducciones en los aforos y en el número de personas por mesa.

Las alegaciones del Gobierno de Aragón tratan por tanto de evitar que, en lo relativo a hostelería y ocio nocturno, entre en vigor el nivel dos de alerta sanitaria establecido en la legislación vigente sin ningún tipo de modulación y que suponen, inmediatamente, el cierre del ocio nocturno y mayores restricciones para la hostelería, como aforos del 50% en terrazas con mesas de máximo seis personas o la prohibición del autoservicio en buffet. Cabe recordar que los puntos de la orden ahora suspendida permitían el ocio nocturno y aforos del 100% en terrazas con mesas de hasta diez personas.

Cierre del ocio nocturno y restricciones en hostelería

De este modo, la hostelería en nivel 2 sin modulaciones está obligada a reducir su horario de apertura hasta las 23:00 horas (excepto comida para llevar), los aforos quedan restringidos al 50% tanto en interior como en exterior, con un máximo de seis comensales por mesa.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) da la razón a los hosteleros, que pedían permanecer en el nivel uno de alerta sanitaria. Los magistrados de la Sala Contencioso Administrativo del tribunal han acordado la suspensión cautelarísima de los puntos 5.1.a y 5.1.q de la ORDEN SAN/790/2021, de 8/7/2021, dictada por el Gobierno de Aragón. Una medida solicitada por la Asociación de Empresarios de Cafés y Bares de Zaragoza y provincia, y la Asociación Provincial de Salas de fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza.

La suspensión afecta a los puntos de la orden del Gobierno autonómico que hacen referencia al aforo -reducido al 50% en interiores- y al adelanto del cierre de la hostelería a las 23:00 horas -antes a las 01:00 horas- y del ocio nocturno a las 00.30 horas - en Fase 1 se situaba a las 03:00 horas-.

Los empresarios pedían volver a las medidas de la Fase 1

El pasado viernes, la Asociación de Empresarios de Cafés y Bares de Zaragoza y provincia, y la Asociación Provincial de Salas de fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza pedían revertir su situación a la contemplada en el nivel uno de alerta. Para ello, presentaron un recurso ante el TSJA, al que se sumaron 50 empresarios de salas de fiesta y más de 1.000 miembros de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza.

Para José María Marteles, Presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia, “es una gran satisfacción que el Tribunal haya ratificado que, apriorísticamente, no consta una directa relación entre la hostelería y el nacimiento de los nuevos brotes, entendiendo que es público y notorio que han sido los viajes de fin de bachillerato, así como las fiestas ligadas al fin de curso, a menudo con característica de botellón, los que han generado los nuevos brotes, surgidos en las zonas de costa y posteriormente exportados al interior”.  Marteles añade que “las empresas del sector venimos demandando insistentemente seguridad jurídica, interlocución y proporcionalidad en la toma de decisiones" e insiste en que el compromiso del sector, después de dieciséis meses de pandemia, "está fuera de toda duda", pero "hay que superar de una vez por todas la falsa dicotomía entre sanidad y actividad económica y actuar sobre los comportamientos sociales que verdaderamente provocan incrementos de contagios”.