40 ANIVERSARIO

El Rey ensalza la firmeza de su padre el 23-F y pide proteger la democracia

Al acto no han asistido las formaciones independentistas, que consideran que fue "una operación de Estado para apuntalar el régimen"

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto El Rey Felipe VI junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet

En su discurso durante el acto por el 40 aniversario del fracaso de la intentona golpista celebrado en el Congreso de los Diputados, el rey Felipe VI  ha destacado que España "vivió un ataque de extraordinaria gravedad contra su sistema democrático de derechos y libertades". Don Felipe ha tenido palabras de recuerdo para los diputados y los miembros del Gobierno de entonces, y en particular para su presidente, Adolfo Suárez, por quien ha expresado su "gran admiración y gratitud".

Durante su intervención, se ha referido también al papel ejercido por el rey emérito, Juan Carlos I, en aquel momento histórico y "ante aquella inaceptable fractura del legítimo y legal orden democrático". De su padre ha destacado que "asumió como jefe del Estado su responsabilidad y su compromiso con la Constitución", y ha puesto en valor que "su firmeza y autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia".

Asimismo, ha defendido la necesidad de que tanto ciudadanos como instituciones protejan la democracia porque "es un bien delicado que precisa del mayor cuidado y de un respeto y dedicación permanente por parte de todos", y ha recordado que su erosión pone en peligro "los derechos y libertades de los ciudadanos". También es necesario preservarla, ha sostenido el Rey, ya que "constituye una premisa irrenunciable para el pleno desarrollo de nuestro país y para el progreso, el bienestar y la prosperidad de nuestros ciudadanos".

En el acto, que ha tenido lugar en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados, han estado presentes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; la presidenta del Senado, Pilar Llop; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

Asimismo, han asistido los cuatro vicepresidentes del Gobierno, al igual que el líder del PP, Pablo Casado. También han estado invitados los dos únicos 'padres' de la Constitución que aún viven, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y Miquel Roca i Junyent.

"Romper con el régimen del 78"

Esquerra Republicana (ERC), Bildu, Junts, PDeCAT, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y la CUP no han participado en el acto del Congreso de los Diputados por el 40 aniversario del fracaso del intento de golpe de Estado. En un manifiesto suscrito por las seis formaciones han pedido "romper" con el régimen del 78, que consideran un "candado" para el avance democrático.

En el documento, que ha leído el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, los independentistas califican el 23-F de "operación de Estado para apuntalar el régimen", y en él piden "desclasificar documentos para saber qué ocurrió exactamente aquel día".

En el texto, las fuerzas firmantes denuncian que ese régimen y los pilares que lo sostienen impiden que "la ciudadanía catalana, vasca y gallega, así como las clases populares, avancen hacia un escenario democrático basado - han precisado-  en la libertad nacional y la justicia social". Además, han advertido de que "mientras el Estado español siga sustentándose en los mismos estamentos políticos, judiciales, policiales y monárquicos que hace 40 años, y no se reconozca el "derecho a la autodeterminación" y continúe habiendo "presos políticos, exiliados y represión", "ni existirá normalidad democrática ni este Estado podrá ser considerado una democracia plena".

Por último, "se comprometen a seguir trabajando para alcanzar soluciones basadas en el respeto a la voluntad popular, la libertad y la democracia en el camino hacia la construcción de repúblicas libres, independientes, soberanas y justas", han concluido.

Lambán: “Supuso la consolidación de la democracia”

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, también se ha referido este martes al 40 aniversario del 23-F. El líder del Ejecutivo cree que la intervención de los militares consiguió el efecto contrario al que pretendían, fortaleciendo instituciones como la monarquía y abriendo una nueva etapa en el país.

“Fue el final paradójicamente de la transición y el comienzo de una etapa magnífica en la historia de España. En estos momentos no le voy a ocultar que hay motivos que producen inquietud, que producen zozobra y tampoco le voy a ocultar que, en mi opinión, España no tiene que inventar nada para solucionar sus problemas", ha afirmado Lambán.

Vídeos

Vídeos