CORTES DE ARAGÓN

El PP reclama que los trabajadores de residencias y visitantes estén vacunados

La portavoz del grupo popular en el parlamento aragonés, Marian Orós, ha criticado al Gobierno por ser "incapaz de adelantarse" a la sexta ola

ARAGÓN NOTICIAS/ AGENCIAS /
La portavoz de Ciudadanía del PP en las Cortes de Aragón, Marian Orós.
icono foto La portavoz de Ciudadanía del PP en las Cortes de Aragón, Marian Orós.

El grupo parlamentario del PP en las Cortes de Aragón ha solicitado que los trabajadores de las residencias y los visitantes estén vacunados, después de que la sexta ola de la COVID-19 en la Comunidad haya causado 300 contagios entre residentes y 85 en profesionales de estos centros, en los que, según han señalado los populares, "se han multiplicado por diez las infecciones en las últimas tres semanas".

La portavoz de Ciudadanía del Partido Popular en el parlamento aragonés, Marian Orós, ha planteado estas medidas en una rueda de prensa este viernes en la que ha acusado al Gobierno de la Comunidad de haber sido “incapaz de adelantarse” a una sexta ola “preocupante”, en especial en las residencias de mayores. Orós ha subrayado que, aunque la vacunación ha conseguido que la incidencia sea menor que en otras olas anteriores, desde el Ejecutivo autonómico deben seguir avanzando “porque la vacuna no es esterilizante” y hay muchos mayores “que se están reinfectando”.

La portavoz popular ha criticado que las medidas que se han adoptado hasta ahora desde el Gobierno de la Comunidad hayan consistido en pedir a las residencias “prudencia” y trasladarles una serie de “recomendaciones” y “sugerencias”, como que los trabajadores y visitantes estén vacunados o la realización de pruebas PCR en los empleados cada 72 horas. Una decisión ante la que Comisiones Obreras (CC.OO.) había solicitado medidas cautelarísimas al Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) para paralizar la obligatoriedad de someterse a estas pruebas diagnósticas. El TSJA, por su parte, ha rechazado la solicitud propuesta por el sindicato.  

Certificado de vacunación para visitas y nuevo personal

Orós ha señalado que hay 800 profesionales vinculados a las residencias sin vacunar y ha considerado que el Ejecutivo aragonés debe buscar, como ya están haciendo otras comunidades como Cantabria, Galicia, Murcia, Baleares o el País Vasco, una “fórmula jurídica” para que estos se inmunicen. “Aparte de que el Gobierno de Aragón se preocupe en buscar esa fórmula, también debería exigir al Gobierno de España ese marco legal, modificando la Ley General de Sanidad, para que en estos casos se pueda exigir”, ha destacado.

De la misma forma, la diputada del PP ha considerado que el Ejecutivo comandado por Javier Lambán debería pedir el certificado de vacunación para cualquier nueva contratación de personal en las residencias y para las visitas. Además, la portavoz popular ha considerado que ya deberían estar en marcha otras acciones, como identificar en qué casos existe “escape vacunal”, es decir, personas en las que la vacuna no ha sido eficiente, ya que, según ha argumentado, un estudio internacional afirma que un 20% de los mayores vacunados no se inmuniza.

Pide la planificación de la tercera dosis

Para ello, ha calificado como “fundamental” la realización de test serológicos para identificar esos casos, unas pruebas que, además, “servirían también para saber el grado de inmunización de estos mayores seis meses después”. Otra de las medidas que, según Orós, han de poner en marcha es la preparación y la planificación de la futura tercera dosis, de manera que, si el Ministerio de Sanidad decide inocularla, los mayores “deben ser prioritarios” y el Gobierno de Aragón “tiene que estar preparado” para que, en el caso de que se apruebe, este colectivo sea el primero.

Por último, ha reclamado que salgan adelante los tres millones de euros en ayudas directas que, ha destacado, “prometieron hace un año” para ayudar a estos centros, que han tenido que abordar “unos gastos brutales y extraordinarios” durante la pandemia. “Es fundamental que las residencias, después de un año y medio demoledor, tengan el apoyo del Gobierno de Aragón”, ha afirmado Orós, quien ha añadido que “hace un año se prometieron tres millones de euros para sufragar esos gastos y desgraciadamente, esas ayudas directas ni están ni se les esperan”.