AL ESTILO LEY SECA

Contraseña y ubicación secreta: el nuevo bar escondido de Zaragoza

Solo lleva abierto dos semanas, pero ya ha conseguido captar la atención de muchos, consiguiendo 120 reservas en solo 48 horas

MAR BURGUEÑO /
icono foto Preparación de varios cócteles en Calling Room, en Zaragoza.

Con contraseña para acceder y en una ubicación secreta que solo conocerás el mismo día de tu cita; así es el nuevo bar 'clandestino' de Zaragoza, Calling Room. Abrió sus puertas hace apenas dos semanas, pero la aceptación por parte del público ha sido "una locura", como explica uno de sus dueños, que prefiere mantenerse en el anonimato.

"En 48 horas teníamos ya 120 reservas", indica sobre su apertura, de la que -reconoce- ha sobrepasado sus expectativas iniciales. Inspirado en los auténticos bares 'speakeasy' de Estados Unidos, abiertos en la clandestinidad durante la Ley Seca, época en la que estaba prohibido consumir alcohol en ese país. Eran bares secretos y exclusivos, a los que solo conseguían acceder unos pocos, y donde se elaboraban y servían bebidas alcohólicas de forma ilegal. 

La ambientación al más puro estilo londinense de Calling Room consigue trasladarte a la capital británica, una ciudad que conocen bien sus dueños, ya que vivieron en ella durante 15 años. "Todos los muebles los hemos traído de mercadillos de Londres. Llevábamos dos años planeando como queríamos cada rincón y cada cortina", cuenta sobre el decorado. 

Una publicación compartida de Calling Room (@callingroom)

Este proyecto llevaba cocinándose en la cabeza de sus dueños desde hace varios años, pero la pandemia también pasó factura y tuvieron que retrasar la apertura hasta ahora. El cuidado por los detalles es uno de los rasgos característicos de este local, que se puede apreciar hasta en los hielos que acompañan a los combinados, a los que se les añade el sello de la casa a la hora de servirlos. 

"El día que abrimos para la familia y amigos no nos llegó un hielo totalmente transparente que utilizamos para los cócteles, así que cogimos un AVE y nos fuimos a Madrid para traer 40 kilos de hielo", explica. Los responsables de Calling Room no temen que, al final, la ubicación del establecimiento se acabe conociendo y aspiran a que la exclusividad y la calidad de los cócteles de autor sean los reclamos fundamentales para los clientes. 

Roland López y Sonia Díaz son los reconocidos creadores zaragozanos de la carta de combinados que se puede disfrutar en el local. Un menú especializado en bebidas que también se ha visto afectado por la escasez de destilados procedentes de otros países pero que, por el momento, han solventado con la utilización de marcas españolas. 

Para acceder al 'speakeasy' zaragozano es necesario reservar previamente a través de su página de Instagram. Cuando llegue el día de la reserva, el cliente recibirá una ubicación donde le esperará una mujer con el pelo azul, a la que deberá dar la contraseña proporcionada por el establecimiento. 

Ella será la encargada de trasladarle hasta el bar 'clandestino' -siempre y cuando la contraseña sea la correcta- y, una vez allí, se le entregará una pulsera que deberá llevar consigo hasta el final de su velada. En el interior, solo queda ya brindar con los acompañantes elegidos y, sobre todo, guardar el secreto.