ACCIDENTES DE TRÁFICO

Aumentan la siniestralidad y la mortalidad tras el fin del estado alarma

La Comunidad ha registrado 20 fallecidos en accidentes de tráfico en los primeros meses del año. Casi la mitad (ocho) se han producido desde el pasado 9 de mayo

ARAGÓN NOTICIAS /
Imagen de uno de los accidentes registrados este 2021 en Aragón
icono foto Imagen de uno de los accidentes registrados este 2021 en Aragón

El levantamiento del estado de alarma ha supuesto una mayor siniestralidad en las carreteras aragonesas. De las 20 personas fallecidas en accidente de tráfico desde el 1 de enero hasta el 4 de junio de 2021, según los datos aportados por la plataforma Stop Accidentes en Aragón, casi la mitad (ocho) han llegado después del 9 de mayo. El último, un motorista que perdió la vida el pasado miércoles tras salirse de la A-1238 a la altura de Monzón.

Esta veintena de víctimas son casi la mitad que en todo el año 2020, cuando perdieron la vida 54 personas en un año marcado por las significativas restricciones de movilidad derivadas de la pandemia. En 2019, las carreteras aragonesas se cobraron 58 víctimas en los más de 2.500 kilómetros de extensión que registran, según datos facilitados por el Ministerio de Transportes y Movilidad.

“Estas cifras no nos hacer ser esperanzadores respecto a un hipotético descenso de la siniestralidad en las carreteras. Aragón es una comunidad autónoma de tránsito, por la que circulan muchísimos vehículos… estamos muy preocupados”, reconoce Miguel Ángel Bernal, delegado de Stop Accidentes en Aragón.

El responsable de la plataforma afirma que “el 80% de la siniestralidad vial es fallo humano”. “Es verdad que Aragón no puede decir que tenga unas carreteras óptimas, hay mucha vía secundaria, pero está claro que la responsabilidad es del conductor”, asegura Bernal, quien apela a adecuar la velocidad a la carretera en la que se circula: "por nuestra seguridad pero también por las de las personas que van con nosotros”.

Más de 6.000 vehículos por la N-232 y la N-II

Las dos carreteras más problemáticas en cuanto a siniestralidad en Aragón son la N-232 y la N-II. Dos vías que superan los 6.000 vehículos cada día, lo que las convierte en carreteras “salvajes”, según las describe Bernal, donde el riesgo de sufrir un accidente es mayor.

“Ahora, con las obras de desdoblamiento de la N-232, se incrementan todavía más las probabilidades de que haya un siniestro. La vida se parte en un segundo, un accidente es algo imprevisto. Hay que tener mucha seguridad y no confiarnos”, advierte Bernal.

La plataforma Stop Accidentes, partidaria de eliminar el cobro de los peajes, celebra la inminente liberación del peaje de la AP-2, a partir del próximo 1 de septiembre. Pero, al mismo tiempo, lamentan el “afán recaudatorio” del Gobierno de España, que plantea empezar a cobrar los peajes en las autovías. “La gente del transporte continuará yendo por carreteras secundarias, aumentando así el riesgo de sufrir un accidente. Es algo que no entendemos nadie, así no van a evitar muertos”, concluye Bernal.