INVESTIGACIÓN

El INMA lidera un proyecto internacional para mejorar la vida útil de las baterías

La investigación en la que participa el INMA se encuentra en fase experimental en Estados Unidos. El proyecto con sello aragonés es clave para combatir el cambio climático

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Científicos aragoneses participan en el proyecto de investigación internacional para mejorar la vida útil de las baterías

El Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón (INMA) lidera un proyecto de investigación internacional que busca mejorar la vida útil de las baterías para almacenamiento de energía. Una investigación que utiliza una técnica pionera con neutrones y de la que se esperan grandes resultados. El estudio se encuentra ya en  fase experimental en Estados Unidos.

El almacenamiento de energía en baterías es una de las tecnologías clave para reducir las emisiones de carbono en la batalla por la detención del cambio climático. Para ello, la ciencia investiga la fórmula de ampliar la capacidad y duración de las baterías. Una labor cuya planificación ha recaído en manos de científicos aragoneses: "Se trata de aumentar esa eficiencia para que haya menos pérdidas energéticas y que el sistema sea más eficiente, aumentando así el número de ciclos que pueda soportar la batería antes de que acabe su vida útil", explica Ángel Larrea, investigador científico del CSIC en el proyecto del INMA. 

Los neutrones son la clave de esta investigación. Estas pequeñas partículas presentes en la materia permiten que, por primera vez, se realice una radiografía de baterías en funcionamiento, lo que facilita ampliar el rendimiento de estos aparatos. "El plomo de estas baterías absorbería los Rayos X, sin embargo, si usamos otras partículas como los neutrones, obtenemos una información similar a la que tenemos con un TAC en las personas, pero en las baterías", informa Javier Campo, Investigador Científico del CSIC.

Baterías más sostenibles

La iniciativa parte del Consortium for Battery Innovation (CBI), en un contexto en el que la demanda de almacenamiento de energía limpia continúa aumentando en todo el mundo, una carrera a la que se suma la Unión Europea con una meta clara: convertirse en líder mundial en el desarrollo de nuevas tecnologías y en la fabricación de baterías sostenibles.

El CBI aporta financiación a este proyecto con firma aragonesa, que se lleva a cabo gracias a una colaboración del INMA con los centros de I+D de la multinacional de baterías Exide Technologies de Azuqueca de Henares (Guadalajara) y Büdingen (Alemania) y con el National Institute of Standards and Technology (NIST), uno de los laboratorios con mayor prestigio en Estados Unidos.