POBLACIÓN

El Banco de España alerta: el 42% de los municipios, en riesgo de despoblación

La entidad destaca en su informe anual que España presenta un porcentaje "anormalmente elevado" de territorio deshabitado.

ARAGÓN NOTICIAS / AGENCIAS /
Pulsa para ampliar

El Banco de España ha alertado de que la concentración de la población en España es muy elevada en perspectiva europea y que se identifican 3.403 municipios (el 42 % del total) en riesgo de despoblación, una tasa muy por encima de la del conjunto de la eurozona.

En su informe anual publicado este jueves, la entidad hace por primera vez un análisis de la distribución espacial de la población y sus implicaciones económicas para concluir que España presenta un porcentaje "anormalmente elevado" de territorio deshabitado.

Solo el 13 % de las celdas de un kilómetro cuadrado del territorio están pobladas, una anomalía que no se debe a factores geoclimáticos como ocurre en otras partes de Europa. La prima salarial es el factor determinante de esta situación, sobre todo para los trabajadores más cualificados.

Según el informe, las provincias con mayor incidencia de municipios en riesgo de despoblación son aquellas en las que la capital de provincia tiene un menor tamaño, mientras que los municipios rurales cercanos a núcleos urbanos más grandes muestran una mayor dinamismo. Residir en ciudades de mayor tamaño se asocia a mayores niveles de salarios y oportunidades profesionales, así como a una mayor oferta de servicios tanto públicos como privados.
Sin embargo, también implica desventajas como unos precios de la vivienda más elevados, mayores niveles de exposición a la contaminación y tiempos de desplazamiento más largos.

El Banco de España dice que se podrían considerar políticas que garanticen un cierto nivel de servicios disponibles para los habitantes de los municipios rurales, así como políticas que ayuden a revertir la despoblación de aquellos municipios con potencial de crecimiento.

La economía no se recuperará hasta 2023

Aunque ayer Bruselas mejoró las previsiones de crecimiento económico, este jueves el Banco de España rebaja ese optimismo y, en su informe anual, pide agilizar las reformas para atajar la crisis económica. La entidad financiera sostiene que hasta 2023 la economía no volverá a sus niveles previos a la pandemia.

Asimismo, el Banco de España concluye que los efectos de la crisis pueden persistir en el tiempo y que la fortaleza de la recuperación va a depender de las reformas que emprenda el Gobierno en asuntos como pensiones, baja productividad o sobreendeudamiento. En este sentido, recomienda implantar la llamada "mochila austríaca", un fondo propiedad del empleado en el que la empresa adelanta una parte del despido.