FINANCIACIÓN PÚBLICA

El Ayuntamiento de Zaragoza aplaza un año la devolución de microcréditos

Unas 2.000 pymes se han beneficiado de esta financiación. El primer plazo de carencia vencerá en mayo del año que viene y el segundo en junio de 2022

ARAGÓN NOTICIAS/EFE /
icono foto Trabajadores durante la pandemia de la COVID-19.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado, a petición de los beneficiarios, aumentar el periodo de carencia para la devolución de los microcréditos de los seis hasta los 18 meses, por lo que este finalizará un año después de lo previsto inicialmente. El consistorio ha destinado diez millones de euros a esta línea de financiación, que ha beneficiado a 2.000 pymes y autónomos que debían devolver el crédito este año

De esta manera, el plazo de carencia que estaba previsto para los 1.146 microcréditos concedidos en la primera convocatoria para el 5 de mayo de 2021 pasará a ser el 5 de mayo de 2022, mientras que los 597 de la segunda convocatoria pasan del 5 de junio de este año, al mismo día de 2022. A partir de este momento, se comenzará el cómputo de las 36 o 60 cuotas, según el microcrédito solicitado.

La consejera municipal de Hacienda, María Navarro, ha recalcado que esta medida viene a dar "un respiro" a las pymes o autónomos que recibieron liquidez del Ayuntamiento para paliar la merma de ingresos derivada de la pandemia y ha justificado este aplazamiento en las últimas restricciones de movilidad, de aforos y de horarios, así como en el toque de queda, que han impedido a estos negocios desarrollar su actividad con normalidad desde que se plantearon los microcréditos el pasado verano.

Por su parte, la consejera municipal de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, ha destacado que el Gobierno PP-Cs fue capaz de inyectar liquidez en el plazo en el que lo necesitaban los autónomos y las pequeñas empresas, pero ha criticado que se mantienen criterios "sin aval científico" como los aforos.

Las consejeras también se han referido al plan de rescate de la hostelería que ha impulsado el Gobierno de Aragón y han mostrado su deseo de que el Ejecutivo sea "más flexible" en el reparto planteado -actualmente, 60% DGA, 20% diputaciones provinciales y 20% municipios-. Como ejemplo, han mencionado a la Comunidad Valenciana, que dispone de una aportación mayor tanto del Gobierno autonómico como de las diputaciones.