ZARAGOZA

El 85% de los restaurantes del centro ya están completos para el día del Pilar

Desde el sector esperan que este puente sea un "balón de oxígeno" para ellos

ARAGÓN NOTICIAS /
Dos hombres conversan con una camarera en el centro de Zaragoza.
icono foto Dos hombres conversan con una camarera en el centro de Zaragoza.

Es tradición celebrar el día del Pilar reunidos en familia y muchos prefieren dejar el delantal a un lado y salir a comer a algún restaurante para disfrutar con tranquilidad de la compañía. Sin embargo, quien no haya realizado todavía su reserva lo van a tener muy difícil para encontrar una mesa disponible. Muchos restaurantes de Zaragoza han colgado el cartel de completo para las comidas de este día. Así lo asegura José Antonio Marteles, presidente desde la Asociación Cafés y Bares de Zaragoza y provincia: "Un 85% de los bares de la zona céntrica de Zaragoza, desde la Romareda, ya están llenos". Desde la la Confederación de Hosteleria y Turismo de Aragón también se muestran muy optimistas con la ocupación de este día en el que "se van a llenar los establecimientos. No cabe duda de que la perspectiva es buena", reconoce Fernando Martin, el presidente.

Es el caso del restaurante La Flor de Lis, en la calle Don Jaime de la capital aragonesa, donde hace dos semanas que han colgado el cartel de completo. "Recibimos reservas desde hace un mes y hace más de 15 días ya teníamos todo completo, sin haber publicado el menú, sin saber ni lo que lleva ni el precio", asegura Rubén Martín, chef ejecutivo del grupo Vaquer, al que pertenece el restaurante. De hecho, siguen sin publicitar el menú porque "ya no queda sitio".

Tampoco hay mesas libres en el restaurante Tajo Bajo, situado en la plaza del Pilar, que pertenece al mismo grupo. “En ambos restaurantes -explica Martín-, siempre se apuesta por productos aragoneses, como ternasco, migas, longaniza de Graus, trufa, borraja… y el Día del Pilar, más si cabe, la gente busca lo que se comía en casa hace 15 o 20 años cuando no había tanta costumbre de salir fuera y el menú era la comida de las madres o abuelas, como el ternasco". Martín añade también que este año lo que primero se ha llenado es la terraza.

El menú de este año, de 45 euros y común a ambos establecimientos, se compone de migas, cecina de vaca del Pirineo con queso Patamulo de Samper de Calanda y aceite de trufa; alcachofas fritas con jamón de Teruel, arroz de boletus y foie, lingote de ternasco con moscatel de Ainzón y trufa, con vino de bodegas Laus y de postre, torrija con helado de guirlache.




En La Rinconada de Lorenzo, en la plaza San Francisco, hace una semana que ya no quedan mesas libres: “Tenemos todo completo, tanto interior como terraza, para los dos turnos de comida que hemos preparado”, explica Oscar Navascués, dueño del establecimiento. "Este año, los grupos son más numerosos que el año pasado, vienen de 10, 12 personas... Tenemos un grupo de 18". En su establecimiento, y con el 50% de aforo permitido en interior, se han llenado las 120 plazas entre los dos turnos dentro del local y las 50 de fuera. En este caso, se ofrece un menú cerrado de 47 euros en que se incluye vino aragonés, café y postre. Consiste en paletilla de ternasco asada con patatas y entrantes como jamón ibérico, garbanzos con bogavante, ensalada de conejeo escabechado y migas con longaniza y uva.

Fuera del centro, el restaurante El Candelas del barrio de Las Fuentes, con 60 años de historia, está a punto de colgar el cartel de completo. Ana Abadías, la propietaria del restaurante, asegura que son optimistas: “Teníamos dudas sobre si hacer dos turnos de comida o solo uno, pero nuestras expectativas se han superado”. Finalmente, han establecido dos horarios y uno ya está completo. Asimismo, han reforzado el personal del restaurante con dos incorporaciones extra por la carga de trabajo de la semana del Pilar. En su caso, el menú de 40 euros con postre y vino aragonés incluido, no está cerrado y ofrece varias opciones: "De primero tenemos arroz con bogavante, entremés con ibéricos o judías del Pilar con codorniz; y de segundo paletilla de ternasco asado, rodaballo en salsa o entrecot". 

Balón de oxígeno para el sector

José María Marteles, presidente de la Asociación Cafés y Bares, asegura que el puente del Pilar va a ser un balón de oxígeno para el sector: "La gente tiene muchas ganas de salir, están respondiendo muy bien y se llenan incluso las terrazas aunque haga frío", asegura. "Incluso esta semana ya lo estamos notando", añade Marteles. Desde la asociación confían en que además de las comidas del Día del Pilar, se note "en el día a día" gracias a los vermús o tapeos. "También se van a beneficiar mucho los bares de los barrios -explica Marteles- porque al no haber tantos actos en el centro se quedarán a consumir en su zona".

Desde la Confederación de Hostelería y Turismo de Aragón también se muestran optimistas. "El verano no ha sido malo y se espera que el Pilar sea un balón de oxígeno porque desde enero hasta junio hemos trabajado muy poco", explica el presidente Fernando Martin. “Estamos llenos, pero estamos solo al 50% del aforo en interior, con lo que estamos medio llenos” -asegura- “Para algunos bares esta semana puede suponer el 20% de facturación anual, como bares de tapas”. Desde la confederación confían en que pronto se flexibilicen las restricciones: "Esperamos que pase el Pilar sin mucha incidencia y enseguida liberen medidas y volvamos a la pseudo normalidad". 

Lleno del ocio nocturno

Donde también resulta casi imposible encontrar mesa disponible durante el Pilar 2021 es en bares de copas y discotecas. Así lo confirma Asier Isasi, uno de los fundadores de la aplicación móvil para venta de entradas Nyxell. "En algunos locales las entradas han durado segundos, en otros minutos y en otros siguen en proceso de venta pero quedan pocas disponibles". Con las limitaciones de aforo y la instalación de mesas con distancia de seguridad en el interior de los locales, su capacidad ha menguado considerablemente. "Hay mucha gente a la que le está costando encontrar un plan o se han quedado sin él", explica Isasi. 

No obstante, el creador de esta app recuerda que en la aplicación no se vende el 100% de las entradas para cada sitio en su aplicación, sino que los locales se reservan el derecho a seguir vendiendo por su cuenta o en taquilla. Isasi pide paciencia: "Está todo colapsado y no hay espacio para todos, nos encantaría que en una discoteca pudieran entrar por ejemplo 400 personas pero la realidad es que solo pueden 100". 

Vídeos

Guardado en...

hostelería pilar restaurantes

Vídeos