JUICIO DE TRATA

Dos testigos confirman que las obligaban a prostituirse, percibiendo solo el 25% de sus ganancias

Algunas de las mujeres contraían una deuda de hasta 5.000 euros con los proxenetas. Los acusados las obligaban a ejercer en pisos que les alquilaban y por tarifas que ellos establecían

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Segunda sesión del juicio por trata de personas.

En la Audiencia Provincial de Zaragoza continúa este martes el juicio contra diez personas acusadas de trata de personas, prostitución y blanqueo de dinero. Hoy han declarado las mujeres, en calidad de testigos, a las que obligaban a prostituirse.

No todas han comparecido en el juzgado, ya que explicaron en sede policial cómo eran captadas en Colombia, cómo los dos cabecillas de esta trama, hermanos, les pagaban el viaje y prestaban dinero para venir a España y cómo contraían con ellos una deuda que, en algún caso, alcanzó los 5.000 euros.

Una vez aquí, debían ejercer la prostitución en los pisos que ellos mismos les alquilaban por unos 150 euros semanales. En las viviendas controlaban sus servicios, que debían apuntar en una libreta, además de imponerles sus tarifas y requisarles los ingresos, que debían depositar en una caja de caudales, de la que solo una de las acusadas tenía la llave.

Debían darles el 50% de la ganancia, el otro 25% era para el alquiler y solo les quedaba el 25% restante. También, debían ofrecer drogas a los clientes. Y sólo podían salir del piso dos horas diarias unos días determinados y comunicar donde iban. Este testimonio ha sido ratificado por otras dos testigos protegidos, que han declarado por videollamada, aunque también han declarado otras  tres chicas que han desmentido todo.