MEMORIA DEMOCRÁTICA

Cuando el exilio prolonga aún más la tragedia

Miles de aragoneses abandonaron su tierra tras la Guerra Civil, pero la tragedia les siguió acompañando en el país vecino. El programa Objetivo repasa algunas de estas historias

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto La II Guerra Mundial deparó nuevas tragedias a los exiliados republicanos aragoneses.

Miles de aragoneses tuvieron que abandonar su tierra con destino a Francia tras el fin de la Guerra Civil. Fue la segunda comunidad española con más exiliados en el país vecino, y su historia es aún desconocida tras años de dictadura y silencio. Pero el calvario sufrido durante la guerra en su tierra natal no terminaba en el país vecino, que se convirtió en víctima de los ataques de la Alemania nazi en la II Guerra Mundial, golpeando también trágicamente a muchos de esos exiliados aragoneses. Es el caso de Ramona Domínguez, vecina de la localidad jacetana de Mianos (Zaragoza). Su rostro acaba de ser incorporado al listado de víctimas de la matanza de Oradour sur Glane. Fue una masacre que realizó una división nazi en 1944 en ese pueblo francés. Asesinaron a 643 inocentes de todas las edades. Acabaron también con la vida de toda su familia y la de otra que procedía de Alcañiz

La misma suerte acabaría corriendo Francisco Ponzán, discípulo de Ramón Acín, y relevante líder anarquista durante la Guerra Civil. Tras escapar de España en 1939, creó en el Pirineo la denominada 'Red Ponzán' al comenzar la II Guerra Mundial, formada por hombres y mujeres que pasaban material y personas por la frontera. Finalmente, los nazis le asesinaron en Francia con apenas 33 años. Sin embargo, como explica el historiador Raúl Mateo, antes de ello salvo la vida de familias judías enteras y aviadores aliados que caían en territorio nazi y eran trasladados a la frontera. 

Quien sí que pudo sobrevivir a los nazis fue Francisco Larroy, uno de los nueve aragoneses que formaron parte de la heroica batalla de la Madeleine, explicaba en 2013 cómo junto a otros veinte españoles consiguieron derrotar a cerca de un millar de nazis en el castillo de Tornac. Una hazaña que recientemente le valió el reconocimiento de la medalla de la Legión de Honor de la República Francesa, que le fue entregada este mismo año, poco antes de morir este pasado mes de abril en la localidad francesa de Andoze a los 96 años de edad. Tras su exilio ya nunca volvió a residir en España.

Estos son solo algunos ejemplos de estas historias, que podrán conocer más a fondo este domingo en Objetivo, de Aragón TV (21:35), en el último programa de esta temporada.