INFORME DE AGRICULTURA

La pandemia provoca menor consumo de alimentos y menor gasto en restauración

El consumo en hogares aumentó casi un 14%, según refleja el Informe de Consumo Alimentario de 2020. La COVID-19 ha provocado un repunte del comercio electrónico de más del 60%

ARAGÓN NOTICIAS/ Agencias /
icono foto Una frutería.

La pandemia ha cambiado nuestros hábitos de compra y consumo de alimentos. Cada español gastó 2.383,49 euros en 2020 en comida y bebida, una cifra que supone un 7,2% menos que el año anterior, y cuya causa principal es el cierre y las restricciones por la pandemia en el canal Horeca, ya que el gasto per cápita en restauración cayó un 37,1%. Así lo ha señalado este jueves el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la presentación del Informe de Consumo Alimentario de 2020, que analiza los hábitos de compra de 12.500 familias y 10.500 muestras en hostelería.

El confinamiento a causa de la COVID-19 provocó un importante ascenso del consumo en los hogares (+13,9%), con un gasto medio por persona en 1.716,27 euros, que no compensó la caída en restauración, en la que cada ciudadano empleó 667,22 euros. 

Durante 2020 se incrementó el consumo en el hogar, así como el tiempo destinado a la cocina, aunque el gasto de productos frescos no se recuperó hasta la segunda mitad del año. El informe subraya la evolución en la primera mitad del año -marcada por el confinamiento estricto por la pandemia- y una segunda menos restrictiva. De enero a junio repuntó la compra de productos de mejor conservación y almacenaje, como harinas y sémolas (+69,1%), aceite de oliva virgen extra (+28,9%), legumbres (+25,4%) o pescado congelado (+24,1%).

El comercio electrónico crece más de un 60%

Respecto a los canales de compra para el hogar, la pandemia ha provocado un repunte del 61,5% del comercio electrónico, aunque sigue siendo el que menor cuota de compra (2,3%) presenta. Los supermercados continúan como primer canal, con una cuota del 47,6% y un incremento del volumen comprado del 9,8%; seguidos por las tiendas de descuento (15,1% de cuota y + 8,9% en volumen de compras).

La COVID-19 fue responsable de la caída en cifras de bares y restaurantes: los españoles se gastaron 22.734,47 millones, un 36,8% menos de gasto, fruto de un retroceso del 37,7% en el volumen y un incremento de los precios. Del total, el 64,8% se consumió en el propio establecimiento; un 9,8% en casa (el delivery sube cuatro puntos respecto a 2019); un 7,2% en la calle; un 7,2% en el trabajo y un 6,6% en otros domicilios.