TERRORISMO

Diez años de la muerte de Bin Laden, el cerebro detrás del 11S

Estados Unidos acabó con la vida del terrorista más buscado, el líder del grupo terrorista yihadista Al Qaeda. Una década después, las fuerzas especiales continúan buscando a su sucesor, Ayman al Zawahiri

ARAGÓN NOTICIAS / AGENCIAS /
icono foto Usama bin Laden (izq) y Ayman al Zawahiri (dcha) / VISUAL NEWS.

"Puedo anunciar al pueblo estadounidense y al mundo, que Estados Unidos ha llevado a cabo una operación en la que ha muerto Osama Bin Laden, el líder de Al Qaeda".  Con estas palabras el entonces presidente estadounidense, Barack Obama, desvelaba el 2 de mayo de 2011 la muerte del que había sido el hombre más buscado a nivel mundial. Diez años han pasado desde que los 'Navy Seals', grupo de operaciones especiales de la armada estadounidense, acabaran con la vida del señalado como cerebro de los atentados del 11S, que en 2001 se cobraron la vida de 2.977 personas en Nueva York.

La muerte de Bin Laden se produjo en plena 'Primavera Árabe', un momento de agitación en varios países musulmanes que Al Qaeda aprovechó para sumar fuerzas en esos territorios para crear una yihad global que permita, en último término, la instauración de un califato.

"Con los primeros ruidos pensé que era una celebración al principio, pero cuando sonó una explosión me quedó claro que estaba pasando algo", recuerda Ahmed, empresario de 46 años que vive frente al llamado 'recinto Osama', el solar que ocupó la vivienda del líder de Al Qaeda.

Al Qaeda ahora

Retirado y prácticamente aislado del exterior, Bin Laden murió en su lujosa casa de la localidad pakistaní de Abbottabad a manos de 23 Navy Seal estadounidenses. La noche del 2 de mayo de 2011 Estados Unidos acabó con el terrorista más buscado, en una operación en la que también murieron dos guardaespaldas del saudí, la mujer de uno de ellos, y uno de los hijos del fundador y líder de Al Qaeda.

Una década después de la muerte de Bin Laden aún se busca a su sucesor, Ayman al Zawahiri. Estados Unidos ha señalado varias veces que el egipcio podría estar escondido en la frontera entre Afganistán y Pakistán.

El grupo terrorista Al Qaeda continúa en pie y se mantiene como una amenaza, aunque la hegemonía yihadista pertenece ahora a su facción disidente, el Estado Islámico.