OPERACIÓN ANTIDROGA

Una iglesia ortodoxa de Zaragoza ocultaba una plantación de marihuana

La Guardia Civil de Huesca inició una operación internacional contra el tráfico de drogas. En total han sido detenidas 31 personas en España y los cinco cabecillas de la organización en Serbia

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Una de 12 las plantaciones de marihuana desmanteladas.

Una operación antidroga coordinada por un juzgado de Huesca ha permitido acabar con una organización internacional de narcotráfico formada por ciudadanos serbios. Cultivaban la marihuana en España y luego la distribuían por diversos países europeos. Blanqueaban los beneficios en la república balcánica. 

Una de las 12 plantaciones estaba escondida en los bajos de una iglesia ortodoxa de Zaragoza. Los agentes han realizado 19 registros en la capital aragonesa y en Tarragona. En total han sido detenidas 31 personas en España y los cinco cabecillas de la organización en Serbia.  

En los registros se han incautado de 14.329 plantas de marihuana, sustancias estupefacientes, tres vehículos, una pistola, 150.000 euros en metálico, relojes de alta gama, y se han bloqueado más de 100.000 euros de cuentas bancarias además de más de 50.000 euros en otros activos.

Las investigaciones comenzaron en 2019

La operación comenzó en 2019 cuando la Guardia Civil descubrió una plantación de marihuana en los Monegros tras un incendio provocado por un enganche de luz fraudulento. Al comprobar que eran ciudadanos serbios se pidió la colaboración de la EUROPOL que confirmó que algunos de ellos estaban siendo investigados allí por hechos similares.

Las operaciones de coordinación continuaron hasta crearse un Equipo Conjunto de Investigación el pasado 25 de junio. Tres días después iniciaron la operación policial entre Aragón, Cataluña y Serbia.

Este Equipo de Conjunto de Investigación es el primero creado con un país extracomunitario. El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en rueda de prensa ha destacado la colaboración para desmantelar grupos criminales y ha señalado que este tipo de cooperación policial y judicial con los países del Este de Europa es “prioritaria”.

Por su parte, el ministro del interior serbio, Aleksandar Vulin, ha agradecido la "confianza" de España y la importancia de esta operación que ha servido para "detener a 36 asesinos de niños" que ya no van a poder "envenenar a nadie más" y ha celebrado el hallazgo de "un número importante" de laboratorios en los que ya no se podrá producir más. Así, ha mostrado su satisfacción y orgullo en este trabajo conjunto. "La única manera de enfrentarnos a ellos es también trabajar como ellos: sin distinguir entre continentes ni fronteras", ha manifestado.