DESDE EL VIERNES

Desde este viernes 300 agentes vigilarán las 'no fiestas' de San Lorenzo

La Junta Local de Seguridad establece por segundo año un operativo de control para evitar aglomeraciones y actos no permitidos ante la incidencia de la pandemia

ARAGÓN NOTICIAS /
Reunión de la Junta Local de Seguridad. (EP)
icono foto Reunión de la Junta Local de Seguridad. (EP)

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado van a velar por la seguridad durante las fiestas de San Lorenzo de Huesca, suspendidas por segundo año debido a la situación sanitaria. La Junta Local de Seguridad coordina el dispositivo con el objetivo de evitar aglomeraciones y asegurar el cumplimiento de las medidas sanitarias en vigor en Aragón.

Policía Local, Nacional, Policía Adscrita y Guardia Civil van a trabajar de forma coordinada para garantizar que no se producen concentraciones no permitidas desde este viernes 6 y hasta el martes 15 de este mes.

El Ayuntamiento oscense y la Subdelegación del Gobierno han acordado la entrada en funcionamiento de un operativo de 300 efectivos que van a velar por que se cumplan las normas y el recién autorizado toque de queda. Asimismo, el consistorio va a vallar la fuente de la plaza de Navarra, tradicional punto de reunión de los vecinos durante los festejos. Tampoco se va a poder acceder a la plaza de la Catedral durante la mañana del día 9, en las horas en las que se solía lanzar el cohete anunciador y se van a establecer controles de alcoholemia en los accesos a la ciudad.  

Apelación a la "responsabilidad individual"

La concejala de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Huesca, Ana Loriente ha destacado que el operativo será similar al del año pasado y ambas administraciones trabajarán en la misma línea de "cooperación y coordinación" para tener la ciudad "en óptimas condiciones". Además, ha apelado a la "responsabilidad individual" para tratar de frenar el número de contagios.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, ha asegurado que el operativo contará con el mismo número de efectivos que el año pasado que volverá a entrar en funcionamiento "como si de verdad se fueran a celebrar las fiestas de San Lorenzo".