COVID-19

La vacuna contribuye a reducir hasta 28 veces los fallecimientos respecto a la ola de otoño

Aunque los contagios de entonces son similares a los de este mes, se reduce drásticamente el número de ingresados, especialmente entre mayores de 60 años

ARAGÓN NOTICIAS /
La vacuna ya está disponible para todos los grupos de edad susceptibles de recibirla.
icono foto La vacuna ya está disponible para todos los grupos de edad susceptibles de recibirla.

¿Ha provocado la vacuna contra la COVID-19 una repercusión sanitaria mucho menor tras la sexta ola de la pandemia en Aragón? La respuesta es sí, al menos si comparamos los datos de julio con los de noviembre de 2020, en la mayor ola registrada hasta ahora en la Comunidad. El número de ingresos hospitalarios ha bajado prácticamente a la mitad, el número de fallecidos es 28 veces menor, y los ingresos entre menores de 60 años son más de seis veces menos

Así se desprende de los datos del portal de transparencia del Gobierno de Aragón y del Ministerio de Sanidad a través del Centro Nacional de Epidemiología. Y todo ello, a pesar de que este mes de julio se ha registrado más positivos que noviembre de 2020. Si, entonces, hubo 15.287 casos, este mes de julio -sin contar los días 30 y 31- se han informado de 19.568 contagios, según datos del Gobierno de Aragón. Sin embargo, se ha pasado de los más de 1.000 casos que necesitaron ingreso hospitalario en noviembre, a los 529 actuales. El número de fallecidos baja drásticamente y, si nos atenemos a las cifras del Centro Nacional de Epidemiología, que distribuye los datos por franjas de edad, se ha pasado de 652 fallecidos en noviembre, a los 23 registrados entre el 1 el 27 de julio.

Fuentes de datos: Datacovid (Gobierno de Aragón) y Centro Nacional de Epidemiología (Ministerio de Sanidad)

Así mismo, la vacunación habría equilibrado las franjas de edad de los ingresados. Según los datos de Centro Nacional de Epidemiología, en noviembre de 2020 hubo que ingresar a 1.012 contagiados mayores de 60 años, 85 de ellos en la UCI, con 605 fallecidos. Mientras, solo 78 menores de 40 años precisaron hospitalización por COVID-19 en noviembre del año pasado, tres de ellos en la UCI con otros tantos fallecidos. En este mes de julio en cambio, las cifras se han equilibrado y el número de ingresados por COVID-19 mayores de 60 años desciende drásticamente hasta 159, con 12 fallecidos.

Mientras, el número de ingresos de menores de 40 años aumenta hasta los 105, dos en la UCI, con un único fallecido, lo que nos sitúa en parámetros similares a los de noviembre para esta franja de edad. Estos datos permiten deducir que la vacuna ha servido para reducir la incidencia entre los más mayores, así como la gravedad de los contagios. De esta forma, quedará por ver cuál será la evolución de los datos, una vez que la población menor de 40 años vaya completando la pauta de vacunación.

La brecha aumenta si se compara con toda la ola del pasado otoño

Este cambio respecto a la ola del pasado otoño es aún más palpable si tomamos los datos desde el inicio de la misma a mediados de octubre hasta que se consolidó la bajada a mediados de noviembre. No obstante, hay que tener en cuenta que, en este caso, la cifra general de contagios entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre se dispara a 26.995 contagios, con 700 fallecidos, 1.778 hospitalizados, 136 de ellos en la UCI.

En cualquier caso, el contraste con la actual ola en franjas de edad es también palpable, ya que 109 menores de 40 años tuvieron que ser ingresados en ese periodo, siete de ellos en la UCI, con tres fallecidos. Entre los mayores de 60, la cifra de ingresados ascendió a 1.400, 115 de ellos en la UCI, con hasta 511 fallecidos.
 

Fotografías

Fotografías