1 DE NOVIEMBRE

Miles de personas visitan los cementerios aragoneses por Todos los Santos

Los camposantos aragoneses reciben un goteo constante de familiares que acuden a recordar a sus seres queridos

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Varias personas llevan flores este lunes a sus seres queridos en el cementerio de Teruel.

Silencio sentido de respeto este lunes Día de Todos los Santos en los cementerios de todo Aragón, que a lo largo de toda la mañana, como viene sucediendo durante toda la semana, han recibido un goteo constante de familiares que acuden a recordar a sus seres queridos fallecidos.  

El trasiego de visitantes ha sido continuo en este 1 de noviembre en el que, al contrario que lo ocurrido un año antes, sí ha sido posible acceder a los camposantos sin restricción de aforos. Aun así, por ejemplo, el Ayuntamiento de Zaragoza mantiene en los accesos al cementerio de Torrero (con capacidad para 22.700 personas) el conteo de asistentes, un dato que ofrece en tiempo real a través de su página web, además de exigir el uso obligatorio de la mascarilla y recomendar que se guarde la distancia social.  

En el interior de los cementerios, familiares movidos por la tradición y el recuerdo, afanados en limpiar las lápidas de sus seres queridos para luego decorarlas con flores recién compradas en unos puestos que, poco a poco, se recuperan tras muchos meses de caída en sus ventas, además de operarios del servicio de limpieza reforzado para la ocasión, personal sanitario y agentes de la Policía Local que controlan los accesos.

"La mascarilla siempre puesta pero bien. La gente tiene mucho control y mucha distancia". "Hay mucho orden en todo, entonces estamos tranquilos por eso". "Este año puedo pasear un poco por aquí, que tengo tres familiares por aquí, entonces este año mejor", han comentado varios de los ciudadanos abordados entre las calles del camposanto zaragozano.  

Los oscenses, a pesar del viento, también se han acercado este lunes festivo a su cementerio, que este año que cumple 175 años desde que comenzara a utilizarse. Por la afluencia vista, superior a la del pasado año de plena pandemia y que según cálculos del consistorio rondará las 5.000 personas, parece que se ha recuperado el ritmo habitual para un día como el presente.

Un comportamiento que avala el haber recuperado los servicios especiales de transporte público y las visitas guiadas por las tumbas más emblemáticas. Además, como es habitual, el Ayuntamiento de la ciudad ha colocado una corona de flores y distintos ramos en tumbas y nichos de alcaldes y personas significativas de la capital oscense. 

Por su parte, el cementerio municipal de Teruel también está viviendo una jornada tranquila, sin especiales aglomeraciones. Este lunes abre sus puertas durante 12 horas, un horario que los ciudadanos, llegados tanto de la provincia como de otras localidades, aprovechan ya desde hace días para acudir de forma escalonada.

Los visitantes se han encontrado una instalación en plena reparación del tejado de su parte más antigua, que sufría desde hace años un alto grado de deterioro. Además, el Ayuntamiento acaba de editar una guía para poner en valor el patrimonio artístico de medio centenar de nichos, tumbas y panteones de los siglos XIX y XX.