PLAN HIDROLÓGICO DEL EBRO

Celma critica la supresión de 30 proyectos de embalses en Aragón

El presidente del PP de Zaragoza asegura que estos embalses son "esenciales" para la Comunidad

ARAGÓN NOTICIAS /
El presidente del PP Zaragoza, Ramón Celma, en el XIV Congreso Autonómico del PP de Aragón. / Foto: EP
icono foto El presidente del PP Zaragoza, Ramón Celma, en el XIV Congreso Autonómico del PP de Aragón. / Foto: EP

El presidente del PP de Zaragoza, Ramón Celma, ha criticado las alegaciones del Gobierno de Aragón al Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Ebro (2021-2027) y ha tachado de "vergüenza" que quiera retrasar más allá de ese horizonte los 30 embalses eliminados del Plan de Cuenca del Ebro "esenciales para Aragón", dice.

Para Celma, el Gobierno de Aragón debe incorporar en esas alegaciones los 30 embalses que han eliminado para el nuevo periodo y las 150.000 hectáreas de modernización de regadío que excluyen. "Es lamentable que en el nuevo Plan de la Cuenca del Ebro el Gobierno de España haya eliminado 30 embalses en Aragón y 150.000 hectáreas de modernización de regadío y Lambán se calla", ha indicado Celma en un comunicado.

Respecto a la reducción de obras hidráulicas en el nuevo plan, para Celma el Gobierno de Aragón, a través de las alegaciones, "no ha plantado cara" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y se ha limitado a repetir lo que ya dice el Plan Hidrológico del Ebro, "que no es otra cosa que finalizar las obras hidráulicas ya comenzadas: el recrecimiento de Yesa, el embalse de Almudévar, el recrecimiento de Santolea y el embalse de Mularroya".

Pero, ha advertido el también portavoz de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente en las Cortes de Aragón, el Gobierno de Aragón "no se ha pronunciado sobre los 30 pequeños embalses eliminados en el plan de este periodo".

"Los posponen para después de 2027, conscientes de que si se eliminan estas obras del periodo 2021-2027 será prácticamente imposible introducirlas en el plan del próximo periodo a partir de 2027", ha afirmado, cuando están destinados, ha añadido, a suministrar agua de boca para industrias y para regadíos en zonas de Aragón muy despobladas y son esenciales para la Comunidad como elemento de fijación de población imprescindible.

Ha citado, entre ellos, un embalse en el Moncayo o el de Trasobares, que suministraba agua al municipio de Illueca.

Además, Celma ha apuntado que en la memoria del Plan de Cuenca del Ebro 2021-2027 se reducen en 150.000 las hectáreas destinadas a la modernización de regadíos en Aragón respecto al plan anterior (2015-2021), y desde el Gobierno de Aragón "no se ha aclarado si en sus alegaciones han pedido como mínimo igualar el número de hectáreas del plan precedente". Por todo ello, Celma ha exigido una respuesta al Ejecutivo autonómico.