CRISIS ESPAÑA-MARRUECOS

Brahim Gali reaparece consciente y hablando en un hospital de Argelia

El líder del Frente Polisario, que abandonó España la pasada madrugada para recuperarse de las secuelas de la COVID-19, ha recibido la visita del presidente argelino, Abdelmayid Tebune

ARAGÓN NOTICIAS /
El avión medicalizado que trasladaba a Argelia al líder del Frente Polisario, Brahim Gali.
icono foto El avión medicalizado que trasladaba a Argelia al líder del Frente Polisario, Brahim Gali.

El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y líder del Frente Polisario, Brahim Gali, retornó a Argelia esta madrugada para proseguir con su recuperación en un hospital militar de este país, que se mantiene en silencio y considera la crisis un asunto bilateral entre España y Marruecos.

Ghali ha recibido este miércoles la visita del presidente argelino, Abdelmayid Tebune, en el hospital militar de Argelia donde permanece ingresado, lo que ha permitido verle consciente y hablando tras recuperarse de un cuadro crítico de COVID-19.


El líder del Frente Polisario, de 71 años, salió de Pamplona en torno a la 1:30 de la madrugada (11.30 gmt), a bordo de un avión civil francés fletado por Argelia, principal defensor de la causa saharaui, y aterrizó dos horas después en un aeropuerto militar. Desde allí, fue trasladado a un centro médico para proseguir con el tratamiento de las secuelas causadas por la COVID-19.

"Ha llegado sano y salvo y tras demostrar que está dispuesto a cumplir y respetar los procesos judiciales", agregó un alto responsable, que insistió en que toda la crisis desatada desde su traslado a España el pasado 18 de abril "ha sido un fracasado intento de Marruecos por fabricar un conflicto".

Tensión creciente entre Marruecos y el Frente Polisario

La tensión entre Marruecos y el Frente Polisario aumentó el pasado octubre después de que el Ejército marroquí penetrara en la zona desmilitarizada de Guerguerat, que separa Mauritania de los territorios ocupados por Rabat en la antigua colonia española del Sahara Occidental, para dispersar a un grupo de activistas saharauis que bloqueaban la ruta para denunciar su uso comercial.

Un días después, Gali denunció "la agresión", anunció la ruptura del acuerdo de alto el fuego y ordenó a las fuerzas saharauis emprender acciones de hostigamiento militar contra posiciones marroquíes a lo largo del muro de Seguridad construido en el desierto -el más largo del mundo-.

Desde entonces, el Frente Polisario emite partes diarios de guerra con detalles precisos de las acciones y los lugares en los que han tenido lugar, ante el silencio de Rabat.

Desde el estallido de la crisis, Argelia -rival de Marruecos en la región- se ha mantenido igualmente en silencio, pese a que ha reforzado su despliegue militar en las regiones próximas a Marruecos y a los campos de refugiados, en los que viven desde hace más de 45 años miles de saharauis.