MUJER

Autodefensa personal para hacer frente a posibles agresiones

La Federación Aragonesa de Lucha organiza talleres de defensa para mujeres, en los que enseñan qué hacer en caso de sufrir algún tipo de violencia

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Participantes del taller de autodefensa personal.

Este sábado se ha celebrado en Zaragoza uno de los talleres de Defensa Personal para Mujeres que cada mes organiza la Federación Aragonesa de Lucha. "Son realmente útiles para sentirte un poco más segura a la hora de salir a la calle", comenta una de las participantes en la sesión. Se trata de una actividad que busca empoderar y dotar a las mujeres de las técnicas básicas para ganar la batalla contra un posible agresor. 

En la calle, deben luchan en ocasiones contra el miedo; para ello aprenden las claves de la autodefensa personal, así como a ganar espacio y tiempo, pero también consejos que les enseña José Manuel Gil, presidente de la Federación Aragonesa de Lucha y agente de la Policía Nacional experto en ayudar a mujeres victimas de violencia de género.

Una de las armas que se pueden utilizar en caso de agresión es la de pedir auxilio, pero, tal y como explica Gil, "es más efectivo gritar fuego que gritar socorro, porque gritar socorro, a día de hoy, significa que tiene que haber alguien en situación de ayudarnos", señala. 

José Manuel Gil y Carmen García realizando una demostración en caso de agresión.

Ese es el primer paso. El segundo, ganar tiempo o espacio. Para lograrlo, si es posible, la mejor opción es correr y ganar distancia, pero también se pueden usar elementos urbanos como un seto o un coche, para crear un obstáculo entre el atacante y la persona agredida. 

Si ambas opciones fallan toca defenderse, y para ello es esencial conocer "nuestra fuerza y la del otro", como señala Carmen García, policía local en Zaragoza. Aprender técnicas de defensa ayuda no solo en el momento del contacto físico, también ayuda en la "forma de gritar y de protegerse o ganar espacio", indica García. 

"A lo mejor una técnica muy buena con un puñetazo no tienes, pero sí una técnica con el codo o a mano abierta", comenta una de las participantes del curso, quien muestra algunos de los movimientos aprendidos en los talleres. 

Estas son algunas de las herramientas físicas útiles para defenderse, pero no hay que olvidar la más importante: denunciar en caso de agresión.