ARTES ESCÉNICAS

Así desinfectan el Teatro Principal para garantizar una cultura segura

Diariamente limpian, desinfectan y fumingan el interior del edificio. El sello Aenor garantiza que se trata de un espacio seguro frente a la covid-19

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Escenario del Teatro Principal de Zaragoza

La pandemia del coronavirus ha golpeado con fuerza al sector de la cultura, obligándolo a sumar esfuerzos para luchar contra ella y mantenerse vivo. Por ello, el Teatro Principal de Zaragoza ha redoblado las labores de limpieza y desinfección -imprescindibles para vencer al virus- con el objetivo de ofrecer al espectador un espacio seguro y libre de covid-19.

La jornada en el Teatro Principal comienza rellenando los más de 30 dispensadores de hidrogel que hay repartidos por todo el edificio. Una vez completado, comienza la limpieza y desinfección de las salas, para lo que se utiliza una fumigadora. "Se fumiga la sala entera: moqueta, butacas, cortillas, sillones, etc.", explica María Ruiz, encargada de la limpieza del teatro. Cada día, además, se tira la basura y se aspiran los suelos y los palcos, dejando limpios "todos los rincones". 

El Teatro Principal cuenta con el sello Aenor, una certificación de calidad que tienen otros espacios municipales como el Auditorio de Zaragoza. La supervisora de la limpieza del Auditorio, Ana Gil, cuenta que mantener este reconocimiento conlleva un estricto protocolo: "Lo hemos cogido por rutina, pero nos costó. Hay que desinfectar las butacas cada vez que hay un concierto".

Con la certificación Aenor las salas tienen que desinfectarse tantas veces como espectáculos se produzcan cada día. Esto supone un mayor volumen de trabajo que se traduce en el refuerzo del personal de limpieza. Desde el Ayuntamiento de Zaragoza aseguran que este proceso es el necesario para que, como defienden desde el sector, los espacios culturales sean entornos seguros.