El Gobierno de Aragón subasta 72 lotes de fincas el 22 de septiembre

Hay viviendas, terrenos, plazas de aparcamiento...Son herencias que ha recibido la Comunidad al no encontrar sucesores legales de los propietarios fallecidos

ARAGÓN NOTICIAS /
Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.
icono foto Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.

El Gobierno de Aragón ultima los detalles para celebrar una de las subastas públicas más importantes de las que se han celebrado hasta ahora en la Comunidad, dado el elevado número de propiedades. Hay viviendas, locales, plazas de aparcamiento y terrenos agrupados en 72 lotes. Cada pieza tiene una historia singular detrás, ya que han llegado a manos del ejecutivo en forma de herencia, al no encontrar herederos de los propietarios originarios. El precio de salida, en total, es de dos millones de euros y los fondos que se obtengan de esta venta, prevista para el 22 de septiembre, se destinarán a financiar diversos proyectos sociales que desarrollan en Aragón organizaciones no gubernamentales.

Casas con corral, pisos en el centro de Zaragoza y naves, entre los bienes

A la puja por los 72 lotes, detallados en el Boletín Oficial de Aragón y que están repartidos por toda la Comunidad, pueden concurrir todos los ciudadanos que tengan capacidad de contratar. Así podrán presentar sus ofertas por las 47 fincas rústicas en distintos pueblos del territorio, las 2 naves, los 9 solares y 14 casas en el ámbito rural, los 7 pisos en Zaragoza, las seis plazas de aparcamiento, así como un trastero y 2 locales en la capital aragonesa. No obstante, las bases especifican que para optar por el lote 64, una parcela en el polígono 504 de Fraga, es decir, en el ámbito de la zona de Monegros II, se deberá ser agricultor profesional, dedicado al cultivo directo y personal y ser propietario de tierras reservadas en el sector, aunque la superficie en propiedad tras la adquisición del lote no podrá superar las 50 ha. “Hemos conformado un lote grande y esperamos que sea atractivo y favorezca una suerte de reciclaje, que trata tanto de poner coto al abandono de las propiedades como de generar más músculo a los proyectos sociales”, explica la Directora General de Patrimonio y Organización, Marta Aparicio.

Presencial y online

Además de participar de forma presencial se pondrá pujar de forma telemática (los interesados ya están inscritos, el plazo terminó el pasado 8 de septiembre), de manera que la organización les otorga un nombre de usuario y una contraseña y tienen que realizar su oferta antes del 20 de septiembre. Este sistema solo permite hacer una única puja, que no se podrá mejorar en el transcurso de la subasta. En cambio, los presenciales pueden hacerlo hasta en tres ocasiones.

Organización compleja

La organización de la subasta es un proceso muy minucioso, ya que no solo se trata de informar del listado de bienes que se subasta, de realizar la tasación de cada uno de ellos, o de establecer los requisitos de los participantes, sino que se arbitran mecanismos, incluso, para que cada interesado que lo solicite pueda ver las fincas de su interés. “Muchas personas solicitan una visita, sobre todo cuando se trata de adquirir un piso, nuestro servicio propicia que estén limpios y libres de bienes muebles", señala Aparicio.

La tasación de cada lote se hace de acuerdo a la Ley de Patrimonio del Gobierno de Aragón. Además, cada persona interesada en formar parte del proceso de venta debe aportar, antes del 15 de septiembre, una fianza del 25% del precio de salida. Es una cantidad que se devuelve al titular en el caso de que no sea el adjudicatario final.

Hasta 48 horas antes de la subasta no se determinará el lugar de la celebración que, en función de la respuesta, será un espacio físico en el que se garantizará el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Guardado en...