PRUEBAS DE ACCESO

Cómo preparan la EvAU los alumnos... y la Universidad

El programa Objetivo de Aragón TV acompaña a algunos alumnos en sus últimos días de preparación para los exámenes. Las pruebas se guardan bajo un estricto protocolo de seguridad

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Examen de EvAU de 2020.

La organización de la Evaluación de Acceso Universitario (EvAU)  en Aragón, la conocida selectividad, lleva meses en marcha. Ya en enero se redactan las preguntas, que ahora, en junio, decidirán el futuro académico de miles de estudiantes. Desde el año pasado, por la COVID-19, la mayoría de alumnos no pasan por las aulas universitarias para hacer los exámenes, sino que los hacen en sus institutos. Este año, como novedad, los exámenes contarán con materias optativas a elegir y la tradicional convocatoria de septiembre se traslada a julio.

En total, hay 83 divisiones o paquetes, con 60.000 copias de las distintas pruebas. Cada uno contiene las preguntas a las que desde el próximo martes se enfrentarán 7.000 alumnos de bachillerato en Aragón. Lucía Escolán es una de las estudiantes que se enfrentan este año a la selectividad: "Yo quiero ser profesora de magisterio de educación primaria, no necesito mucha nota pero aún así hay nervios y me da mucho miedo que pueda tener un fallo, me perjudique y no pueda entrar donde yo quiero", señala.

Fuertes medidas de seguridad para proteger los exámenes

Los protocolos sanitarios acompañan también a una organización que implica a unos 1.000 funcionarios. Con ellos ha estado el programa Objetivo de Aragón TV, que el lunes a las 21:35 horas dará a conocer de primera mano cómo se custodian los exámenes y cómo se ha adaptado la prueba a las nuevas circunstancias. "El día anterior al inicio a las pruebas de la EvAU se los entregamos los presidentes de los tribunales y son ellos los que hacen la custodia de los exámenes. Cambiamos las cerraduras de las salas donde se realizan los exámenes, y durante esos días, solamente el presidente o el secretario del tribunal tienen las llaves", explica Fernando Zulaica, presidente de la Comisión EvAU de la Universidad de Zaragoza.

 "Si el año pasado había sido prácticamente solo el final de curso el que se perdieron los alumnos de bachiller, este ha sido año y medio. Y esa optatividad, esa manera de elección que tienen los estudiantes de elegir, pensar y hacer su propio examen tenía que quedarse", opina la vicerrectora de Estudiantes de la Universidad de Zaragoza.