DÍA DE LA SEGURIDAD LABORAL

En 2020 hubo 27 accidentes laborales mortales, cinco en lo que va de año

20 fallecieron en jornada de trabajo y siete ‘in itinere’. La directora general de Trabajo destaca que la precariedad laboral “redunda” en un aumento de la siniestralidad. El 10% de contagios entre sanitarios se reconoce como accidente laboral, según CSIF

ARAGÓN NOTICIAS /
Imagen de unos trabajadores en una obra
icono foto Imagen de unos trabajadores en una obra

27 trabajadores perdieron la vida en un accidente laboral el año pasado en Aragón, dos menos que los 29 registrados en 2019, según los datos del Gobierno de Aragón. 20 murieron en jornada de trabajo –ocho del sector servicios, cinco de la industria, cuatro de la construcción y tres del sector agrario–, mientras que siete fallecieron ‘in itinere’, es decir, de camino al centro de trabajo. Durante el primer trimestre de 2021, según datos facilitados por el sindicato CC.OO., cinco personas han perdido la vida en accidente laboral en la Comunidad. Este miércoles, 28 de abril, se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Uno de los más recientes tuvo lugar el pasado mes de marzo, cuando dos trabajadores de una obra cayeron desde un séptimo piso. Mientras trabajaban en las obras de construcción del edificio Torre Zaragoza, el andamio en el que se encontraban se precipitó contra el suelo. Uno de ellos falleció en el acto como consecuencia del impacto y la segunda víctima perdió la vida en el hospital.

Además, este curso se han producido 4.214 accidentes leves y 31 graves. Un 50% de estos últimos tuvo lugar en empresas de menos de 10 empleados.

Respecto a los accidentes con baja durante la jornada de trabajo el pasado año, el 67% se produjo en la provincia de Zaragoza (10.424), el 22% en la de Huesca (3.450) y apenas el 10% en Teruel (1.606). Las bajas derivadas de accidentes en el camino de ida o vuelta al trabajo son mayoritarias también en la provincia de Zaragoza, donde se congregó el 82% (1.341), mientras que en Huesca fue el 11% (190) y en Teruel, el 5% (94).

Además, el índice de incidencia de accidentes con baja en jornada de trabajo en Aragón se situó en 28,09 por cada 1.000 trabajadores, por encima de la media nacional, que es de 24,51 accidentes. El año pasado, la Comunidad notificó 29,43 accidentes de estas características.

El 86% de accidentes en jornada de trabajo con baja se produjo en el centro habitual de trabajo, mientras que el 10% tuvo lugar en el desplazamiento y solo el 2,74% ocurrió en otro centro de trabajo distinto al habitual.

De la Puente: “Un solo accidente es una mala cifra”

La directora general de Trabajo del Gobierno de Aragón, María Soledad de la Puente, reconoce que, a pesar de las restricciones de movilidad derivadas de la COVID-19 y de la paralización de la actividad productiva, “el año de la pandemia no ha tenido el reflejo que nos hubiera gustado”. “Partimos de la idea de que tener un solo accidente o baja por enfermedad es una mala cifra. A pesar de todo, Aragón se sitúa por debajo de la media nacional”, afirma.

Además, De la Puente lamenta que la precariedad laboral “redunda” en un aumento de la siniestralidad. “La temporalidad de los contratos, desde el punto de riesgos de seguridad, afecta a un mayor desconocimiento del puesto y falta de formación continua. También repercute en una menor inversión en la reposición de equipos de trabajo, formación y seguridad en los centros de trabajo", señala.

Sobre el impacto de la COVID-19 en Aragón, la directora general de Trabajo reconoce que la Comunidad cuenta hoy con un protocolo “más claro” que al inicio de la pandemia. “En aquellos primeros meses recibimos muchas preguntas, porque había muchas dudas sobre cómo proceder con seguridad y hacer seguro el entorno de trabajo”, recuerda.

"Sigue habiendo demasiados accidentes graves y mortales"

José de las Morenas, secretario de salud laboral de UGT, admite que “no son buenos datos” y pide a las empresas “prestar atención a cómo se desplazan y qué elementos utilizan los trabajadores para ir al trabajo”. Sobre los sectores más castigados, De las Morenas señala que “el sector servicios ha tenido una situación bastante negativa, además de la construcción y la industria”. “Casi el 50% de fallecimientos tuvo que ver con patologías no traumáticas, elementos que tienen que ver con infartos, ictus…”, apunta.

“Hay que valorar todos los riesgos laborales actuales, analizar las condiciones del trabajador y establecer criterios técnicos. La evolución es positiva, pero todavía queda camino por recorrer”, reconoce.

En la misma línea, Luis Clarimón, responsable de salud laboral de CC.OO., incide en que “sigue habiendo demasiados accidentes graves y mortales”. “Es una cifra excesiva; en 2020 todo el mundo esperaba cifras menores”, lamenta.

El 10% de contagios COVID-19 se reconoce como accidente laboral

Por su parte, CSIF denuncia que solo el 10% de los contagios por COVID-19 entre sanitarios se reconoce como accidente o enfermedad laboral. Según el sindicato, en Aragón se han contagiado de la enfermedad más de 4.700 trabajadores del Salud, un 20% de la plantilla.

“Gran parte se han contagiado en su trabajo, pero no se les está reconociendo. Recordamos que al principio de la pandemia trabajamos con bolsas de basura y mascarillas de tela. Reclamamos estos datos y exigimos el reconocimiento para los profesionales sanitarios”, afirma Jessica Fessenden, delegada de Prevención de Riesgos Laborales en CSIF Zaragoza.

Vídeos

Vídeos