CONFLICTO ISRAEL-PALESTINA

Israel lanza 120 bombas en Gaza para destruir la red de túneles

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha asegurado este miércoles que no tiene un plazo previsto para acabar con la actual operación militar en Gaza

ARAGÓN NOTICIAS /
Humo en Gaza tras los ataques israelíes (EFE).
icono foto Humo en Gaza tras los ataques israelíes (EFE).

Continúa el enfrentamiento armado en Oriente Próximo. El Ejército israelí asegura haber lanzado esta pasada noche en Gaza hasta 120 bombas contra la red de túneles de las milicias islamistas y haber matado a diez miembros de Hamás y la Yihad Islámica. La Autoridad Palestina insta a al Tribunal Penal Internacional a investigar a Israel por crímenes de guerra, mientras el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha avanzado este miércoles que no tiene un plazo previsto para acabar con la operación militar.

Jesús A. Núñez Villaverde, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, analiza la situación para Aragón TV. A su juicio, se trata de "dos partes enfrentadas para beneficio" argumentando que Hamás logra, enfrentándose a Israel, rédito político cuando Palestina vive inmersa en un proceso electoral, mientras que Israel aprovecha la ocasión para asestar un golpe a los grupos palestinos violentos. La población civil de Gaza paga las consecuencias.

"Desgraciadamente tanto unos como otros juegan con la vida de la población civil en función de sus propias agendas. Hamás, obviamente, va a ser castigado, pero, mucho más que ellos, lo será la población palestina, que es quien sufre esas represalias", explica.

Este experto en conflictos internacionales señala a un responsable, el primer ministro Benjamín Netanyahu, "incapaz de formar un nuevo gobierno", y con tres causas judiciales pendientes. "Está aprovechando esta circunstancia para incrementar el caos, para incrementar la tensión y la violencia, en función de sus propios cálculos personalistas."

Tacha a Israel del país con el "mayor grado de impunidad a nivel mundial", que cuenta con el respaldo de Estados Unidos, mientras la Unión Europea se muestra impotente y pasiva, y los países árabes se desentienden del conflicto, "lo que hace que los palestinos hayan quedado absolutamente solos, y no tengan capacidad alguna en sus manos para poder dar la vuelta a la situación", opina.

La solución no está, sostiene, a la vuelta de la esquina, y cree que "se seguirán produciendo nuevas escaladas bélicas".

Netanyahu niega un alto el fuego

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha asegurado este miércoles que no tiene un plazo previsto para acabar con la actual operación militar en Gaza, mientras sigue el intercambio de fuego con las milicias palestinas y tras rumores, ayer, sobre un posible alto el fuego mediado por Egipto.

En declaraciones a periodistas, el jefe de Gobierno aseguró que Israel no está "con un cronómetro" ni tiene un margen de tiempo definido para poner fin a la escalada bélica, que este miércoles entró en su décima jornada.

Netanyahu se ha reunido con decenas de embajadores extranjeros y aseguró que Israel "hizo todo lo que pudo" para prevenir la ola de violencia, en referencia a decisiones de la Policía para calmar tensiones con los palestinos en Jerusalén Este, o el aplazamiento de la decisión judicial sobre el desalojo de familias palestinas en el barrio de Seij Yarrah, factores detonantes.