HUESCA

Las iglesias se adaptan para evitar actos multitudinarios

El Cristo Yacente puede adorarse en el altar mayor de la Iglesia de Santo Domingo y San Martín, aunque no está permitido ni tocar, ni besar la figura

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Interior de la Iglesia de Santo Domingo y San Martín en Huesca

En la ciudad de Huesca, la jornada del Viernes Santo concentra tradicionalmente un gran número de actos entorno a la Semana Santa. La supresión de la mayoría de actos programados para este tiempo ha obligado a las cofradías y parroquias a reinventarse. Este año, el altar mayor de la iglesia de Santo Domingo y San Martín de Huesca es durante este viernes el epicentro de la actividad religiosa en la ciudad. También el sábado, el citado templo acoge la adoración y guardia del Cristo Yacente, el único de los actos que se mantienen, aunque en esta ocasión oscenses y visitantes no podrán participar en el 'Desfile de Romanos', que tradicionalmente recorre las calles de Huesca acompañado de tambores y cornetas. 

Los fieles pueden visitar al Cristo Yacente pero, a diferencia de otros años, no podrá besarse ni tocarse para evitar contagios. Aquellos que los deseen pueden acudir a la Iglesia de Santo Domingo y San Martín en horario de 16:30h a 21:30h el viernes y entre las 09:00h y las 14:00h el sábado.

Por otra parte, la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Huesca ofrece para estos días festivos diferentes visitas guiadas para descubrir rincones poco conocidos de la ciudad. Hasta el sábado, 3 de abril, los visitantes pueden reservar su plaza para participar en uno de estos tours, que profundizan en la historia de algunos de los múltiples pioneros oscenses, a través de un recorrido por el casco antiguo de la capital.