PIRINEO ARAGONÉS

El Ejército de Tierra prepara en Benasque la próxima Misión Antártica

Trece militares son adiestrados de forma práctica y teórica en el manejo de material de montaña. La expedición del territorio antártico podría comenzar a finales de este año

ARAGÓN NOTICIAS/AGENCIAS /
icono foto Preparación militar para la expedición en la Base Antártica Española (BAE) "Gabriel de Castilla".

Trece militares del Ejército de Tierra se forman desde este lunes hasta el viernes 7 de mayo en las inmediaciones del Parque Natural Posets-Maladeta, cerca de Benasque (Huesca), para mejorar sus conocimientos teóricos y prácticos en condiciones de frío -con nieve o hielo- de cara a su participación en la próxima Campaña Antártica, que podría realizarse a finales de este año. "Es el sitio ideal para hacer este tipo de prácticas", declara el Jefe de la campaña Antártida, Víctor Mariño.

Los participantes se adiestran así en el manejo del material que tendrán que utilizar en territorio antártico y recibirán formación teórica y práctica sobre normas de seguridad, primeros auxilios, utilización del GPS, nudos, empleo de material específico de montaña, etcétera.

En concreto, esta mañana se han familiarizado con el uso de la camilla para el transporte de heridos tanto en seco como en nieve con el objetivo de "dar la mejor respuesta posible en el caso de que se de una situación extrema", afirma el teniente médico, Carlos Martínez..

En el grupo, que partirá hacia el continente helado en el verano austral, hay especialistas en comunicaciones por satélite, mantenimiento, navegación, alimentación, medio ambiente, movilidad en nieve o medicina.

Próximo destino: la Base Antártica Española de Isla Decepción

El destino de la expedición será la Base Antártica Española (BAE) 'Gabriel de Castilla', situada en la Isla Decepción, en el archipiélago de las islas Shetland del Sur, a escasos cien kilómetros al norte del continente antártico y a más de mil de la costa sudamericana más próxima.

Allí, estos militares se enfrentarán a temperaturas de hasta 20 grados bajo cero, vientos que pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora y el riesgo de convivir junto a un volcán activo.

El viaje forma parte de la 35ª edición de la Campaña Antártica del Ejército de Tierra, organizada en colaboración con el Ministerio de Ciencia e Innovación.