CRISIS MIGRATORIA EN CEUTA

Sánchez garantiza el orden en la frontera e Interior devuelve a 4.000 inmigrantes

El presidente del Gobierno ha viajado a Ceuta para conocer de primera mano la situación y ha garantizado el restablecimiento del orden en la ciudad autónoma. Interior ha devuelto este martes a 4.000 de los 8.000 inmigrantes llegados en las últimas horas

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha su llegada a Ceuta este martes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llegado a Ceuta para analizar sobre el terreno la crisis migratoria y diplomática que se ha generado en la ciudad autónoma, ante la llegada masiva de migrantes procedentes de Marruecos. El jefe del Ejecutivo se reúne este martes con el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el presidente ceutí, Juan Jesús Vivas, y la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, según ha informado Moncloa. Posteriormente, el presidente y el ministro del Interior se desplazarán a Melilla, donde Sánchez se entrevistará con el presidente melillense, Eduardo de Castro, y la delegada en Melilla, Sabrina Moh.

Sánchez ha anunciado este martes su decisión de desplazarse hasta Ceuta y Melilla para mostrar la "determinación" del Gobierno desde "el primer minuto" para solucionar esta crisis. En una declaración institucional, ha garantizado que el Ejecutivo trabaja para "restablecer el orden y la seguridad en las ciudades autónomas con la máxima celeridad", y ha asegurado que defenderá con "firmeza" la "integridad de España". Además, ha exigido a Marruecos "cooperación" y "respeto a las fronteras mutuas" para poder resolver la actual escalada migratoria, que deja un saldo de más de 8.000 migrantes en poco más de 24 horas.

El presidente también ha anunciado la creación de un comité de situación, que se reúne en la tarde de este martes en Moncloa bajo la batuta de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. En dicha reunión participan también la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha Gozález Laya; la ministra de Defensa, Margarita Robles; el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta; la ministra de Derechos Sociales; Ione Belarra; y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escriva. También estará presente la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el secretario de estado de Seguridad. 

Interior expulsa a 4.000 inmigrantes y habilita la devolución en 24 horas

El Ministerio del Interior ha informado este martes a media tarde que ha tramitado ya la devolución de unos 4.000 inmigrantes a Marruecos, la mitad de los cerca de 8.000 que han accedido a Ceuta de forma irregular desde el lunes. Además, los equipos conjuntos de Extranjería y Científica de Policía Nacional que están procediendo a las devoluciones han establecido "un sistema de trabajo para operar las 24 horas del día para agilizar los trámites", según informa el Ministerio.

Según informan fuentes del Ministerio del Interior, a las 18.00 horas de este martes se habían contabilizado "cerca de 8.000 llegadas". El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha anunciado que se va a reforzar "aún más los medios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" en esta ciudad española. En concreto, además del refuerzo ya señalado de 200 efectivos, se van a desplegar otros 50 del Instituto Armado, que se suman a los militares del Ejército de Tierra desplegados la pasada noche.  

"Hay actos que tienen consecuencias y se tienen que asumir"

La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, ha asegurado este martes que en las relaciones entre países hay actos que tienen consecuencias, "y se tienen que asumir", en velada referencia a la decisión de España de prestar atención médica al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. Antes de acudir a la convocatoria realizada por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, la embajadora de Marruecos ha insistido en que hay "actitudes que no se pueden aceptar".

Según Benyaich, las relaciones entre países vecinos y amigos se tienen que basar en "la confianza mutua, que se tiene que trabajar y nutrir", y ha calificado de "inusual" la rapidez con la que ha sido convocada por Exteriores. La ministra del ramo ha trasladado a la embajadora el "disgusto y rechazo" del Gobierno por la entrada masiva de migrantes a Ceuta en las últimas horas, y le ha recordado que "el control de la frontera es responsabilidad de ambos países. Laya ha expresado el deseo de España de "mirar al futuro y evitar que actos como estos puedan volver a repetirse".

Las palabras de la embajadora, apuntando claramente al caso de Ghali como el detonante de la crisis actual, contrastan con las del Gobierno, que en sus pronunciamientos oficiales ha evitado hasta ahora establecer una relación directa, sosteniendo que la "crisis migratoria" en Ceuta obedece a circunstancias diversas que se están analizando.