'ESTRATEGIA ESPAÑA 2050'

Sánchez plantea un "debate nacional" para elegir la "España que queremos" en 30 años

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aspira a situar al país entre los más avanzados de Europa. El documento 'Estrategia España 2050' incluye 50 objetivos a cumplir para ganar bienestar y conocimiento

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la presentación del proyecto 'España 2050'.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este jueves la 'Estrategia España 2050', un documento "abierto" que se someterá a un "debate nacional". Sánchez ha invitado a participar a todos los españoles, también a los partidos políticos, las comunidades autónomas y los municipios, de cara a decidir "el país que queremos dentro de 30 años". Según el presidente del Gobierno, el futuro de España "debe nacer no de un ejecutivo o un partido en particular, sino del conjunto de la sociedad, porque solo así logrará abarcar varias legislatura y su objetivo".

El documento, que se ha presentado este jueves en el Auditorio Reina Sofía de Madrid, analiza los nueve grandes desafíos a los que se enfrenta España y se marca 50 objetivos, no está "cerrado, es un documento vivo" y una "primera propuesta" que servirá de base para "un gran diálogo nacional" que se celebrará en los próximos meses. El proyecto incluye propuestas de 100 expertos para modernizar el país y alcanzar a los líderes del mundo en bienestar y conocimiento.

El presidente del Ejecutivo ha señalado que ya está trabajando con los partidos políticos y ha recalcado que "los gobiernos municipales y autonómicos tendrán un papel fundamental y decisivo". "Mi compromiso como presidente es garantizar un debate libre y plural, en el que tengan cabida bodas las posturas", ha subrayado. "Necesitamos una visión que sea ambiciosa pero también realista, que nos inspire, que nos cohesione y nos ayude a cada uno a sacar lo mejor de nosotros mismos", ha puntualizado. Tiene que ser, ha añadido, una visión que "sobreviva al paso de las legislaturas" y que sea "política de Estado y no de gobierno".

Educación y empleo, las bases para 2050

Entre las propuestas más ambiciosas están modernizar el tejido productivo, construir ciudades sostenibles, mejorar la educación o fortalecer los servicios públicos. 

El Gobierno calcula que en 2050 España tendrá 800.000 estudiantes menos de entre tres y 15 años, debido a los cambios demográficos que se producirán en el futuro cercano, a lo que contribuirá el estancamiento de la natalidad. Sin embargo, el Ejecutivo ve en la reducción de escolares una "oportunidad", según ha asegurado Sánchez. Gracias a ello, España "podrá duplicar el presupuesto por alumno, sin incurrir en un incremento significativo del gasto público", según recoge el plan.

Uno de los objetivos más ambiciosos del plan pasa por reducir una tasa de desempleo del 18% (en 2019) a un 12% en 2030, llegando a un 7% en 2050. Según los datos presentados por el líder del Ejecutivo costaría 30 años acercarse a la media europea -un 8%-. Por otro lado, según las proyecciones, la tasa de empleo se situaría en el 68% en 2030, en el 72% en 2040 y en el 80% en 2050. En este horizonte, la tasa de empleo de las mujeres debería elevarse del 57% actual al 82%, y el paro juvenil debería descender del 40%  actual, al 14% dentro de 30 años.

Para conseguir una mayor productividad, el plan pone el foco en una progresiva reducción de la jornada laboral, pasando de las actuales 37,7 horas semanales a 35 en 2050. En tres décadas, España alcanzaría a las ocho principales economías de la UE, cuya media actual es de 35,4 horas semanales.

En materia fiscal, el plan tiene como objetivo elevar la recaudación hasta el 43% del PIB en 2050, ocho puntos más que ahora y reducir a la mitad la economía sumergida, desde el 20% al 10% del PIB. 

Respecto a la vivienda, el Ejecutivo considera que habrá muchas personas que no podrán acceder a una vivienda digna y adecuada sin el apoyo del Estado, por lo que se cree que la demanda potencial de vivienda social en España casi se duplicará en la próxima década, pasando de los 1,5 millones de viviendas, que se estiman necesarias en la actualidad, a 2,6 millones en 2030.

Objetivo: Situar a España entre los líderes europeos

En un momento de máxima polarización política, según ha admitido el presidente, Sánchez intenta crear una “conversación nacional” sobre los grandes desafíos de España, en la que cree que es posible encontrar un diagnóstico y unas recetas comunes, ha dicho, "como se ha logrado en este texto". "Este documento demuestra que alcanzar el objetivo fijado es factible y que "el debate académico, técnico y social está muy lejos de los gestos de crispación y enfrentamiento con los que a veces nos castiga el presente", ha señalado.

La meta que se ha marcado el Gobierno con esta estrategia es situar a España en el grupo de los países más avanzados de Europa, que actualmente componen Austria, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Países Bajos y Suecia. Para ello, se ha llevado a cabo un análisis del nivel de desempeño de los 27 estados miembro en base a una serie de indicadores económicos, sociales y medioambientales estándar, lo que ha permitido dividir el bloque en tres grupos. El documento trata de analizar lo que habría que hacer para situarse en el grupo de cabeza, fijando con ello los 50 objetivos.

Nuestro país, ha dicho Sánchez, tiene muchas "asignaturas pendientes" y nos enfrentamos a "retos importantísimos, formidables" pero, ha sostenido, "desde 1977 España no ha hecho más que progresar y así va a seguir haciéndolo", si bien ha reconocido que "no va a ser tarea fácil".