OBITUARIO

Muere la mezzosoprano madrileña Teresa Berganza a los 89 años

Paseó su voz por la Scala de Milán, la Ópera de Viena, el Covent Garden de Londres o el Metropolitan de Nueva York y fue elogiada por la prensa como "la mezzosoprano del siglo"

ARAGÓN NOTICIAS/AGENCIAS /
Teresa Berganza en el escenario. Fuente: Europa Press.
icono foto Teresa Berganza en el escenario. Fuente: Europa Press.

Teresa Berganza, la mezzosoprano madrileña con una extensa carrera musical y docente, ha fallecido a los 89 años, según han confirmado fuentes familiares. 

Nació en Madrid en 1933. Estudió piano, armonía, música de cámara, composición, órgano y violonchelo en el conservatorio madrileño y, al finalizar sus estudios, fue reconocida con el premio Lucrecia Arana en 1954.

Su primera actuación pública tuvo lugar en 1955 en el Ateneo de Madrid, pero su gran debut se produjo dos años después en el Festival de Aix-en-Provence (Francia). El éxito como la Dorabella mozartiana de "Cosi fan tutte" fue rotundo y la prensa la nombró "la mezzosoprano del siglo".

Berganza paseó su voz por la Scala de Milán, la Ópera de Viena, el Covent Garden de Londres o el Metropolitan de Nueva York. Además, fue la primera mujer en ingresar en la académica de Bellas Artes de San Fernando y obtuvo el Premio Nacional de Música. También fue distinguida con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1991 junto con los intérpretes Victoria de los Ángeles, Montserrat Caballé, José Carreras, Pilar Lorengar, Alfredo Kraus y Plácido Domingo.

En 1989, tras 14 años de ausencia, reapareció en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, donde cosechó un éxito sin precedentes.

Desde finales de los 90 comenzó a dedicar más tiempo de su vida a la docencia musical y en noviembre de 1999 relevó al tenor Alfredo Kraus, que había fallecido en septiembre, al frente de la Cátedra de Canto de la Escuela Superior de Música Reina Sofía.

En 2008, la cantante madrileña anunció que se retiraba de los escenarios, aunque antes actuó en varias ocasiones junto a una de sus hijas, la soprano Cecilia Lavilla.

Otros momentos destacables de su trayectoria artística fueron sus actuaciones en la ceremonia inaugural de la Exposición Universal de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. También fue una de las invitadas estelares de la reapertura del Teatro Real en 1997, tras su gran rehabilitación.

La directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo, ha lamentado este viernes su muerte y ha destacado que Berganza fue una "figura eminente del bel canto" que "dedicó su vida a la música, a enseñar su arte" y a "proyectar con éxito en todo el mundo la calidad incontestable de los intérpretes españoles".

"Fallece con ella una forma personalísima de entender la música, que deberíamos conservar como un tesoro", ha expresado Sanjurjo, quien ha asegurado que en la Fundación Princesa de Asturias se recordará "con cariño y admiración su contagiosa vitalidad, su talento, su magisterio, su generosidad y afecto".

Antes de fallecer, la mezzosoprano expresó su deseo de "irse sin hacer ruido". "No quiero anuncios públicos, ni velatorios, ni nada. Vine al mundo y no se enteró nadie, así que deseo lo mismo cuando me vaya", expresó, por lo que la familia respetará su voluntad.