SOSTENIBILIDAD

España aprueba su primera ley climática, ¿en qué consiste?

Acabar con la venta de coches contaminantes en 2040, recortar la emisión de gases y alcanzar la plena descarbonización del país, entre sus principales objetivos. PP, Vox y Más País no han apoyado la norma

ARAGÓN NOTICIAS/AGENCIAS /
icono foto Energía renovable.

El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España. Lo ha hecho con el apoyo de todo los grupos salvo la abstención de Partido Popular y Más País, y el voto en contra de Vox. La nueva Ley, que será efectiva al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, establece la hoja de ruta para acabar con la venta de coches contaminantes en 2040, recortar la emisiones de gases contaminantes y alcanzar la plena descarbonización.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha indicado durante su intervención en la cámara baja que se trata de una ley "que el país necesitaba y que es imprescindible".

La norma parte con dos fechas clave para su desarrollo: 2030, cuando España deberá reducir un 23% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990 y 2050, año para alcanzar la neutralidad climática.

Diez claves de la Ley del Clima

Estas son algunas de las medidas más destacadas en el desarrollo de esta ley:

  • A partir de 2040 no podrán venderse turismos no destinados a usos comerciales que emitan dióxido de carbono. Y a partir del 2050, no podrán circular. Además, se establecerán puntos de recarga en gasolineras y en edificios.
  • Prohibición de sondeos y prospecciones de combustibles fósiles -en tierra y mar-, no se otorgarán permisos de explotación de materiales con propiedades radiactivas, y tampoco se autorizarán actividades de explotación de hidrocarburos donde esté previsto el uso del "fracking".
  • Obligación de crear zonas de bajas emisiones en las ciudades de más de 50.000 habitantes para 2030, con el fin de reducir la contaminación atmosférica, las emisiones de CO2 y favorecer la movilidad eléctrica y el transporte público.
  • Consideración del cambio climático en la gestión del dominio público marítimo terrestre.
  • Rehabilitación energética de los edificios, vigilando los impactos del cambio climático en la salud pública y en la consecución de una dieta alimentaria sostenible.
  • Grandes empresas, entidades financieras y aseguradoras deberán elaborar informes anuales sobre los riesgos que la transición a una economía sostenible genere para su actividad, así como medidas para afrontarlos.
  • Creación de un comité de expertos científicos en clima y transición energética como órgano responsable de evaluar y hacer recomendaciones en ambas cuestiones.
  • Convocatoria de una asamblea ciudadana con el objetivo de implicar a la sociedad, así como la obligatoriedad del Gobierno de revisar la sostenibilidad y el cambio climático en las enseñanzas del Sistema Educativo.
  • Aprobación, cada cinco años, de un plan nacional de adaptación al cambio climático que incluya la evaluación de impactos y riesgos para varios escenarios posibles.
  • Compromisos clave de futuro, como una ley de movilidad sostenible, una revisión del sistema energético y un impulso al ferrocarril como transporte para reducir emisiones


Por su parte, la mayoría de organizaciones ecologistas han celebrado este jueves la aprobación de la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España. Unos la han calificado como "esperada, necesaria e imprescindible" para hacer frente a la crisis climática, mientras que otros creen que es un texto "débil y poco ambicioso".