MEMORIA DEMOCRÁTICA

Aprobada en el Consejo de Ministros la "primera ley que condena el golpe de estado y la dictadura"

Ahora tiene que pasar su trámite parlamentario en las Cortes. Félix Bolaños ha señalado que con esta ley España se iguala con otros países que han sufrido dictaduras como Alemania

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Félix Bolaños, ministro de la Presidencia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Ya es una realidad. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el texto definitivo del proyecto de ley de memoria democrática, que ahora tiene que pasar su trámite parlamentario en las Cortes. Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, ha destacado que se trata de la "primera ley que condena el golpe de estado de julio de 1936 y la dictadura. El período más negro de la historia de España".

Bolaños ha señalado que, con esta ley, "España se iguala con países que han sufrido otras dictaduras, como Alemania," y se tienen en cuenta recomendaciones de instituciones internacionales, como las del relator de Naciones Unidas Pablo de Greiff, que en 2014 publicó un informe instando a España a poner en marcha normas para restituir la memoria.

El texto tiene, según el Ejecutivo, dos objetivos: "la recuperación, salvaguarda y difusión de los valores democráticos y de los derechos fundamentales, y el reconocimiento de todas las víctimas del golpe de estado de julio de 1936 y la posterior dictadura", ha añadido Bolaños. Tiene tres ejes: poner a las víctimas en el centro, reconocer el papel de las mujeres y el de las asociaciones memorialistas. Además, se basa en los cuatro principios recomendados por instituciones internacionales: la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición.

Bolaños ha explicado también que se extinguirá la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos y que se reubicará cualquier resto mortal que ocupe un lugar preeminente en el recinto. Además se crean dos días de la memoria: el 31 de octubre día en honor de todas las victimas y el 8 de mayo como el día de las personas exiliadas.

La ley intenta "corregir las deficiencias" de la anterior Ley de Memoria Histórica aprobada bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero en 2007 y tiene en cuenta otras normas autonómicas como la aragonesa.