MEDIDAS CONTRA LA COVID-19

Tres meses sin mascarillas en la calle, ¿llegará el adiós definitivo?

El 26 de junio se flexibilizó el uso de la mascarilla en espacios abiertos, siempre que se cumpla con el metro y medio de distancia

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Imagen del 26 de junio, día en el que se flexibilizó el uso de la mascarilla en exteriores.

Este domingo 26 de septiembre se cumplen tres meses desde que se puede prescindir de la mascarilla en espacios abiertos si se mantiene la distancia de seguridad. Su uso no es obligatorio en ese contexto, aunque hay quien prefiere seguir utilizándola: "Nos la quitamos solo cuando hay poca gente alrededor", comenta un zaragozano. "Si estás muy rodeado de gente hay que seguir llevándola y si ves que estás en una zona exterior que apenas hay gente te la puedes quitar", señala otro.

La mascarilla ayuda a reducir el número de contagios, es un hecho, aunque de momento se desconoce en qué porcentaje ha contribuido a hacerlo o cuándo podremos decirle adiós definitivamente. "Creo que todos nos hemos relajado un poco por la calle. No me parece mal, si no hay mucha aglomeración de gente", explica u viandante. 

"En algún momento se tendrá que quitar. Pero no es cuestión de sí o no. Se empiezan a quitar las mascarillas en determinados ambientes y se ve como va evolucionando. Es igual a lo que ocurría antes. No se pueden hacer medidas de sopetón, porque te arriesgas a que, a lo mejor, tienes que volver para atrás. Yo prefiero la forma más progresiva porque causa menos problemas", explica el virólogo Adolfo García. 

La reducción del uso de las mascarillas no se ha reflejado en las ventas, que se mantienen a niveles parecidos a cuando sí eran obligatorias en todo momento: "Se siguen vendiendo igual. Siempre hay algún despistado que justo se la deja y tiene que ir al médico o a comprar y no lleva mascarilla", indica la farmacéutica Eva Orta.