LITERATURA EN LÍNEA

Poesía de emergencia, ¿dígame?

Esta iniciativa nacional en la que los voluntarios recitan poemas por teléfono ha llegado a Aragón

MAR BURGUEÑO /
icono foto Pegatinas de 'Poesía de emergencia'.

'Poesía de emergencia, ¿dígame?'. Así comienza cada una de las llamadas que recibe el número 659 86 10 32, un contacto asociado a los más de 600 voluntarios que dan vida a la iniciativa poética en toda España. Este número de teléfono se encuentra en las pegatinas de 'Poesía de emergencia' que los voluntarios se encargan de repartir por la ciudad en la que se encuentren, pegándolas en farolas, bancos, bares o librerías. 

Pero, ¿Cómo funciona esta iniciativa? Cualquier persona puede llamar en cualquier momento del día y recibirá, por parte de quien descuelgue el teléfono, un poema recitado. Los voluntarios cuentan con libertad total en el contenido de la obra que elijan, que puede ser desde la letra de una canción a un poema de Pablo Neruda o, incluso, unos versos escritos por el propio voluntario.

Lo que comenzó a raíz de una lluvia de ideas entre Fede Nieto y Edu Bernal -los creadores de este proyecto- mientras preparaban la organización de una sala especializada en poesía en Barcelona, desembocó en la expansión de esta original idea hacia el resto de la geografía española, llegando a Madrid, Galicia, Canarias, Baleares, Andalucía o Aragón.

"Nadie nos ha enseñado a consumir poesía"

"Nadie nos ha enseñado a consumir poesía. Puede parecer que es difícil o que da pereza, pero en cuanto empiezas a leerla puedes ver que te gusta. Si te gustan las letras de las canciones, ¿por qué no te va a gustar la poesía?", explica Bernal. Algo parecido debió pensar una profesora que estaba tratando el tema de la poesía en un instituto cuando decidió llamar al teléfono de la poesía de emergencia. Al descolgar, la educadora conectó el manos libres y toda la clase pudo escuchar el poema recitado por una de las voluntarias.

Aunque la iniciativa lleva activa desde 2018, la pandemia ha provocado un verdadero revulsivo y han llegado a recibir 400 llamadas a la semana durante los meses más duros de la crisis sanitaria, mientras que en sus inicios apenas llegaban a las seis semanales. "Hay personas que se lo han tomado como un teléfono de la esperanza, aunque no lo sea, pero sí que llamaba gente para poder hablar con alguien", indica Bernal. 

El proyecto ideado por Bernal y Nieto fue premiado por el Ministerio de Cultura de España como mejor proyecto de fomento a la lectura en 2019. A partir de entonces, su iniciativa no ha dejado de crecer e incluso han llevado a cabo colaboraciones con el Festival de cine fantástico y de terror de Sitges o con el campeonato nacional de poesía 'The Poetry Slam', que hace unos días se celebró en la capital aragonesa.

"¡Viva la poesía!"

Hace apenas cuatro meses llegó el proyecto a Zaragoza, de la mano de Luis J. Romero, su coordinador actual. Romero, que recientemente ha protagonizado 'Alborada', una película en la que da vida a Pablo Neruda, estrenada en el Festival Internacional de Cine de Tokio, es un apasionado de la poesía, ya que también organizó el Festival de Poesía Contemporánea en la capital aragonesa y el Cabaret Poético en El Zorro. 

Desde la organización de la iniciativa piden que las llamadas no duren más de tres minutos y aconsejan tener siempre un libro cerca a mano para poder leer a los oyentes. "Me dicen que un amigo está triste y que les gustaría escuchar un poema alegre, o también me pueden pedir un poema para superar una ruptura e incluso llaman también grupos de amigos por la noche y acaban gritando: ¡Viva la poesía!", exclama el actor y poeta.

En total, se encargan seis personas de atender el teléfono poético que, por el momento, solo se encuentra en Zaragoza. "Me encantaría que el teléfono llegase a Huesca y Teruel y que pudiera pasar por todo Aragón", expresa Romero. Además, anima a aquellas personas interesadas en formar parte del proyecto a apuntarse a través del perfil de Instagram de Poesía de Emergencia