Publicidad
INCENDIOS

Los expertos alertan de que solo con la gestión de los montes se frenarán los grandes incendios

Felipe González y Javier Lambán han presidido el Foro de Incendios Forestales que se celebra en Zaragoza. Ambos han destacado la importancia de la colaboración público-privada en este ámbito

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Felipe González junto al resto de ponentes

Más de la mitad de la superficie del territorio nacional es masa forestal que puede alimentar los grandes incendios. De su conservación y tratamiento nace la mejor prevención para evitar que el fuego se magnifique. Pero, para ello, es necesaria una colaboración público-privada que ayude en la limpieza de los montes.

Esta es una de las conclusiones a la que han llegado los expertos que se dan cita en Zaragoza en un foro sobre la gestión de los incendios. Según Víctor Resco, profesor de ingeniería forestal en la Universidad de Lleida, el problema de los grandes fuegos viene de la gran carga de combustible que existe en nuestros bosques. Algo que se produce por la falta de limpieza y factores como el del abandono del pastoreo en zonas rurales.

Aragón ha duplicado su trabajos de saneamiento en zonas forestales, pero, como atestigua el presidente de la Comunidad, Javier Lambán: “Se ha actuado sobre 4.000 hectáreas, el doble que el año pasado”. El problema es que Aragón “tiene más de dos millones y medio de hectáreas”, ha añadido.

Por eso, Lambán alerta de la importancia que tiene que se impulsen las colaboraciones público-privadas en la limpieza de los montes. Una posibilidad de negocio que, además, permitiría hacer del excedente en material de combustión una fuente de energía barata y sostenible. Una línea que comparte el expresidente del Gobierno, Felipe González, que ve necesaria una mayor actuación sobre la ordenación del territorio y "darle una nueva pensada" entre instituciones para sacar provecho de esta oportunidad.

Inversión en extinción

En la actualidad, casi todos los recursos económicos en materia de incendios se destinan a la extinción. Una medida que dejaría de ser tan importante si se trabaja directamente sobre la gestión de la biomasa forestal. Víctor Resco habla de “cuatro ingredientes en un gran incendio: las condiciones meteorológicas, las fuentes de ignición, que el material esté seco y la cantidad de biomasa que existe en la zona afectada”. De todas ellas, el ser humano solo puede trabajar de manera preventiva en la última.

El año pasado, solo en Aragón ardieron más de 20.000 hectáreas de las más de 300.000 ha que se calcinaron en toda España. Un problema que en Europa ya no solo afecta al de los países del arco mediterráneo.

Guardado en...

incendio biomasa foro