GUARDIA CIVIL

Un informe técnico valora el cierre del grupo de rescate de Panticosa

La unidad, en la que trabajan un sargento y seis guardias civiles, participó el pasado año en más de 70 rescates de montaña. Un informe valora su cierre, pero no se ha tomado ninguna decisión

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Imagen: Guardia Civil

Un informe técnico de la Guardia Civil valora el cierre del grupo de rescate de Panticosa (EREIM), aunque la decisión no está tomada. La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ya ha expresado su rechazo a la posible desaparición de este grupo, al considerar que no responde a una necesidad estratégica y supondría elevar la carga de trabajo de la unidad de Jaca. Juan Carlos Aznar, miembro de la AEGC insiste en que "desde Jaca a algún punto complicado del Valle de Tena podemos estar hablando de hasta hora y media en vehículo terrestre para llegar a una persona que está accidentada, que necesita nuestra ayuda y que, posiblemente, en ese trayecto pueda incluso hasta fallecer".

El cierre del EREIM de Panticosa "no supone una optimización", destacan en un comunicado, sino que más bien es "despojar a los ciudadanos de un buen servicio a la sociedad". Aznar ha señalado que "los rescates son complicados", por lo que "necesitan experiencia, sabiduría y conocer la zona donde se efectúan esos rescates. Consideramos que, por estos motivos, no debe desaparecer esta unidad sino todo lo contrario, porque tiene que aumentar la plantilla."

Preguntada por el posible cierre de la unidad de Jaca, la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, ha señalado que la información de la que dispone en estos momentos procede de "un informe técnico", y  asegura que "no hay ninguna decisión en esa línea".  

También interpelada por este mismo asunto, la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha negado tener conocimiento de este hecho, aunque ha adelantado que solicitará información. "Normalmente, cuando sucede algo o toman una decisión me lo comunican. No sé nada sobre esto", ha indicado a los medios de comunicación tras reunirse con su homólogo navarro.

En una nota de prensa, la AEGC denuncia que la reestructuración que está afrontando el cuerpo con algunas unidades de élite "no responde a las reclamaciones para optimizar todos los recursos materiales y humanos" de que dispone el instituto armado. Lamentan que "ni a los guardias civiles ni a sus familias, que tienen su residencia en el Valle de Tena al tratarse de una unidad con guardias veteranos, se les ha ofrecido la oportunidad de pasar a formar parte del SEREIM de Jaca.

La AEGC considera que esta unidad "debería reforzarse", ya que no solo tiene "mucho trabajo" en la temporada de nieve, sino también en verano debido a la apertura de la estación de esquí en la temporada estival y a que es una zona de escalada, por lo que los agentes colaboran para evitar accidentes de manera continua o prestando información.

La AEGC recuerda que la unidad, operativa desde el 5 mayo de 1981, realiza más de 70 rescates al año con un sargento y seis guardias. "Trabaja sin descanso para que los que visitan las montañas del Valle de Tena siempre estén protegidos", indica el comunicado. Con su desmantelamiento, los rescates de la zona del Valle de Aragón y del Valle de Tena corresponderían al servicio de montaña de Jaca, y dejará sin destino a los agentes de Panticosa debido a la escasez o nulas vacantes en la provincia y en la especialidad.