SEXTA OLA

David Corzán, rastreador: "Hacemos una media de 80 llamadas al día"

Por cada positivo, los rastreadores llaman a unas 20 personas. El aumento de casos incrementa la presión en Atención Primaria

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto David Corzán, enfermero rastreador en el Centro de Salud de Fernando el Católico de Zaragoza.

El incremento de contagios por COVID-19 está provocando un aumento del trabajo de los rastreadores. Por cada positivo, hacen hasta 20 llamadas. En el Centro de Salud Fernando el Católico de Zaragoza, los tres rastreadores que hay hacen de media 80 al día, porque no solo hay que avisar al contagiado, sino que también hay que llamar a sus contactos y consultar las bajas laborales por motivos de salud. Uno de ellos, David Corzán, señala que, hace un mes, estaban "bastante tranquilos", pero que desde hace unas semanas han sufrido un "crecimiento del trabajo bestial".

Corzán señala que el perfil del contagiado es joven aunque, por lo general, tras ellos van sus familiares mayores de 40 años -muchos, vacunados-. "Hay gente que desde el principio te cuenta la verdad, otra que se ampara en que ha estado en un espacio abierto y otra que se nota que se resiste a decir que tiene más de diez contactos", explica el rastreador. También indica que hay gente que miente o que acude al ambulatorio pasados unos días con síntomas, que son generalmente leves. "Se nos escapan muchos contactos estrechos", reconoce, lo que es un "riesgo para salud de todos".

En el Perpetuo Socorro de Huesca no dan abasto

Esta no es una situación aislada. En el centro de salud Perpetuo Socorro de Huesca, donde este miércoles se han notificado 25 nuevos positivos, los trabajadores reconocen que no dan abasto. "Hace tres o cuatro semanas estábamos haciendo 15 pruebas entre PCR y antígenos. Ahora estamos haciendo 70", declara el enfermero rastreador de ese centro Carlos Ballarín. 

En estos momentos, hay 56 trabajadores sociales y 130 enfermeros en Aragón dedicados en exclusiva a detectar nuevas infecciones. Además, ante el incremento de casos de la 'sexta ola', el ejecutivo autonómico ha solicitado a Delegación del Gobierno que se reincorporen los rastreadores militares que cesaron en junio.