DESDE ESTE MARTES

Tramos horarios y eficiencia energética, las claves de la nueva factura de la luz

A partir de este martes, 1 de junio, los consumidores tendrán que adaptar su consumo a los nuevos tramos horarios para evitar que se encarezca la factura. Los electrodomésticos eficientes y las bombillas de bajo consumo suponen un ahorro considerable

TERESA P. ALBERO /
icono foto Las bombillas led consumen un 80% menos que las incandescentes.

Este martes, 1 de junio, entra en vigor la nueva factura de la luz en España. A partir de hoy pesará más en la factura el cuándo consumamos, que el cuánto. De ese modo, el día se divide en tres tramos horarios: hora valle, hora llana y hora punta, y es esta última la que más encarece el consumo de energía. El Gobierno ha explicado que el objetivo de estas nuevas tarifas es evitar tensionar la red eléctrica, de modo que el consumo se traslade de las horas de mayor demanda a las de menor, y de esta forma se equilibre. Se trata, por tanto, de consumir de forma más eficiente.

¿A qué se debe el cambio en la factura?

En España, el grueso del consumo eléctrico pertenece a la industria, haciendo que en las horas puntas de producción se den picos de alto consumo cuando se suman los hogares. El objetivo es que el consumidor individual haga el grueso de su gasto en los momentos de menor demanda, por eso las bandas horarias se establecen en función de las horas de actividad industrial, momento en el que más caro resulta producir luz debido a la alta demanda.

Según indica la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), más del 50 % de las horas del año son horas valle (incluyendo los tramos nocturnos, de 00:00 horas a 08:00 horas).

¿Qué cambia a partir del 1 de junio?

Desde este martes, el consumo de energía eléctrica en los hogares deberá hacerse teniendo en cuenta las horas más caras y las más baratas. "La diferencia entre poner la lavadora en las horas valle -menos coste- y las horas punta -más caras- puede suponer una diferencia del 95% en la factura final. "La lavadora gasta al año 100 euros si la ponemos siempre los fines de semana, lo que supone unos tres euros por lavado, pero si lo hacemos en las horas más caras, la factura se encarece en casi el doble", indica Alberto Sánchez, director del Diario Económico de Aragón Radio. 

La clave, señala, es "evitar la banda cara", apostando por las horas valle, especialmente los fines de semana - la banda se mantiene las 24 horas del día- porque "es la forma más fácil de ahorrar". Por tanto, sábado y domingo son los mejores días para utilizar los electrodomésticos que más energía consumen: lavadora, lavavajillas o plancha. En el caso de la nevera, su uso no puede acotarse a bandas horarias concretas, debido a que debe estar conectada en todo momento: "En este caso, lo realmente importante será tener en cuenta la eficiencia de los electrodomésticos", explica Sánchez.

En el caso de un frigorífico con una antigüedad superior a los 20 años, su uso supondrá unos 600 euros al año. "Una barbaridad", indica. Por contra, si se trata de una nevera eficiente energéticamente, el gasto baja hasta los 200 o 300 euros anuales. Algo parecido ocurre si se opta por las bombillas led o de bajo consumo, que pueden reducir la factura hasta en un 80%, respecto a las bombillas incandescentes. 

De cara al verano, el uso de aire acondicionado y ventiladores puede disparar el precio de la factura eléctrica -los picos de consumo se sitúan entre las 18:00 y las 22:00 horas- por lo que es importante que el uso del resto de electrodomésticos se haga en horas valle o llanas.

¿A quién afecta?

Aquellos consumidores que tengan una factura de consumo libre, es decir, que paguen por hora consumida, son los que menos van a notar el incremento en su nueva factura. Por contra, los ciudadanos que tengan contratado un precio fijado por su compañía eléctrica, lo que afecta a seis de cada diez contratos, van a notar un aumento en el precio a pagar.

"Es importante mirar primero qué tipo de factura tenemos y estudiar cuál nos viene mejor", indica Alberto Sánchez. "La mayoría tiene el precio fijado por las eléctricas, que es lo que más rentable les sale a ellas, pero no necesariamente a nosotros", precisa. 

La Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ofrece un comparador gratuito para conocer qué tarifa es la que mejor se adapta a las necesidades de cada hogar.

Además de modificar el tipo de factura, desde el 1 de junio también se abre la posibilidad de cambiar la potencia contratada por tramos, algo que hasta ahora no existía. La adecuación de la potencia podrá hacerse solo en las horas valle de las noches y los fines de semana, por lo que resulta especialmente conveniente para los consumidores que realicen el grueso de su gasto en esos tramos.