EMPLEO

Aumenta el número de opositores en Aragón: estudiantes y profesores cuentan su experiencia

En el caso de las pruebas para acceder al cuerpo de maestros en Aragón, que se celebrarán el 18 de julio, hay 11.000 aspirantes inscritos. Supone entre un 20 y un 30% más que en anteriores convocatorias

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Imagen de archivo de la Academia Logística de Calatayud, sede de una oposición. / Foto: EP

Este 2022 podría ser el año en el que se celebre un mayor número de oposiciones, aunque todavía es pronto para saberlo. El motivo es que a la oferta de empleo público correspondiente a este ejercicio se suman pruebas aplazadas por la pandemia, o que no llegaron a convocarse en su momento. Y este aumento de plazas ha animado a muchos a intentarlo.

En el caso de las oposiciones a maestro que se celebrarán en Aragón el 18 de junio hay más de 11.000 aspirantes para 658 plazas. Es la convocatoria más multitudinaria que ha tenido lugar en la Comunidad en los últimos años y prueba de que el número de opositores aumenta. Según varias academias aragonesas, esta subida representa entre un 20 y un 30%.

Sonia Ruiz es una de las opositoras que tiene el 18 de junio marcado en el calendario. Es la segunda vez que esta aragonesa se presenta y lo hace compaginando sus estudios con su trabajo. "Llego a casa a las cinco de la tarde e intento sacar otras cuatro horas para estudiar". Patricia Álava también sabe lo "duro" que es opositar. En su caso, espera la nota del segundo de los tres exámenes para el puesto de técnico del Gobierno de Aragón. Esta opositora lleva cuatro años preparándose, "porque la pandemia lo ha retrasado todo". Ocho plazas para 800 candidatos y esta es su metodología: "Planificación, tener un horario, también yo recomiendo deporte, para desestresarnos, muy buena compañía, nada de negatividad y también muy buena academia".

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado concentran buena parte de los opositores aragoneses, unas pruebas especialmente duras, ya que a la parte teórica hay que sumar la preparación física, algo "exactamente igual de importante", aseguran los profesores que preparan a estos aspirantes. "Insistimos mucho a los alumnos en que deben entender que la oposición es un conjunto de varias pruebas, que las tienen que superar", explica José María Grandal, director del Centro de Formación Avanza. "Son todas eliminatorias. No sirve de nada estudiar si luego no pueden pasar las pruebas físicas", insiste Grandal.

Y esto bien lo sabe Sara Soto. A sus 23 años, es la segunda vez que va a presentarse para lograr una plaza de Policía Nacional. Confía en que "este año, sí", y para ello trabaja "mucho". La clave según esta joven aspirante es "organizarse muy bien, tener rutina y constancia". "El sacrificio es constante y tienes que dejar de lado muchos planes", asegura Soto. 

Opositores y profesores coinciden al destacar que "es imprescindible tener mucha fuerza" y que opositar es una "carrera de fondo"