BALANCE

Aragón cierra la campaña de extinción con 549 hectáreas calcinadas

El incendio más grave se produjo en julio en Graus, donde ardieron 230 hectáreas

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Un operario trabajando en un cortafuegos.

Aragón ha cerrado la campaña de verano de prevención y extinción de incendios de 2021 con alrededor de 549 hectáreas calcinadas, la mayor parte de ellas, concentradas (230) en el fuego que se declaró en julio en Grauscuyo origen sigue sin estar claro, algo que ocurre en el 10% de los incendios registrados desde 2005 frente al 21% de fuegos debidos a causas naturales y el 15% por la mano intencionada del hombre.      

El dato del primer balance queda muy lejos de los hitos de años anteriores, cuando se registraron verdaderas tragedias como las ocurridas en 2012 en Montanuy (Huesca) y Calcena (Zaragoza), donde 8.000 hectáreas fueron pasto de las llamas. O en 2015, en las localidades de Luna y Biota, donde ardieron 14.000 hectáreas.

También, en 1994, resultó triste protagonista el Maestrazgo turolense, donde el fuego arrasó 18.000 hectáreas, además de otras 11.000 en la provincia de Castellón. Esa cifra fue aún más elevada en 2009, cuando se acumularon cerca de 20.000 hectáreas, unas 7.000 de ellas en un incendio que se originó en el campo de Maniobras de San Gregorio y casi la misma cantidad en la Sierra de los Majalinos, en Teruel.

Según los datos con los que cuenta el Gobierno de Aragón, la Comunidad, en la que más de la mitad de su superficie dispone de masa forestal, un 50% de los incendios que se producen tienen como causas una negligencia o un accidente.  

Guardado en...

incendios