SEGÚN CC.OO.

El trabajador de Luna podría haber muerto tras mezclar cloro y lejía

Según CC.OO., Inspección de Trabajo ha determinado que las dos bocas de los depósitos eran exactamente iguales y los carteles indicativos, ilegibles

ARAGÓN NOTICIAS /

Las bocas de los depósitos de cloro y lejía eran exactamente iguales y eso pudo llevar a confusión al empleado de Luna, que falleció al mezclar dos productos altamente tóxicos. Es lo que, según CC.OO., ha concluido Inspección de Trabajo. Su muerte se habría producido al mezclar dos productos altamente tóxicos. Otro factor determinante, añade el sindicato, es que los carteles indicativos eran prácticamente ilegibles, y que la responsabilidad de su mantenimiento, indica, recae en el Ayuntamiento de la localidad. 

Según CC.OO., quedan otros asuntos por aclarar como si el trabajador hacía siempre estas tareas o no. "Ese dato se tiene que ver a lo largo de la investigación, si tenía la formación adecuada...". Por su parte, el Ayuntamiento de Luna no hará declaraciones hasta que avance la investigación.

Con este empleado, son 11 los fallecidos este año en Aragón en su puesto de trabajo. En su informe sobre siniestralidad laboral del primer semestre del año, CC.OO. señala que el número de accidentes de trabajo ha aumentado de enero a mayo de este año, con respecto al mismo período de 2020. Se incrementan los siniestros leves, pasando de 5.170 a 6.766. Los graves han pasado de 36 a 56. 

Para el sindicato, las causas están en "la precariedad, la alta temporalidad y la falta de inversión en prevención". Además, el sindicato advierte de que esta situación también afecta al riesgo de tener una mala salud mental, que - según sus datos - supera el 60 %.