TRAIL

Virginia Pérez quiere batir los récords de la Bucardada, Garmo Negro y Monte Perdido este verano

Ante la falta de competición, la deportista persigue el reto personal de “disfrutar de la montaña en una lucha contra uno mismo”

Aragón Deporte / Territorio Trail /
La corredora escoge el Pirineo aragonés para sus retos de 2020.
icono foto La corredora escoge el Pirineo aragonés para sus retos de 2020.

Virginia Pérez Mesonero no se ha resignado a pasar un 2020 sin retos. A pesar de no tener competiciones por delante, la corredora de Guadalajara ha fijado el Pirineo aragonés como su escenario para intentar una gesta en 2020: Batir los mejores tiempos femeninos de La Bucarda, el Garmo Negro y Monte Perdido.

La propia Virginia Pérez explica que no hay “por qué dejar de disfrutar de las montañas que tan felices nos hacen. Y para hacerlo más competitivo, intentando parar el crono lo más rápido posible, en una lucha contra uno mismo”.

El reto comenzará en junio con La Bucardada. Es un lugar muy comprometido con las carreras por montaña, protagonista de numerosas quedadas de corredores y organizadores de varios Kilómetros Verticales y de la magnífica carrera "Vuelta del Último Bucardo”. El reto consiste en subir y bajar a los 3 kilómetros verticales que rodean la localidad de Linás de Broto que se encuentra a una altitud de 1032 m, saliendo y  fichando tras el descenso de cada uno de ellos en el Albergue, para completar una distancia de 30,8 km y 2915 de desinvel.

En julio se enfrentará al Garmo Negro. Protagonista del Trail Valle de Tena y uno de los tres miles más populares y asequibles del Pirineo. En este caso el reto será únicamente de ascenso. Un ascenso que comienza en el límite del lago del balneario de Panticosa (1360 m) y que finaliza en esta espectacular cima tras salvar una distancia de unos 4,4 km y un desnivel positivo de 1430 m.

En agosto, cuando se dan las mejores condiciones climáticas y con la escupidera ya limpia de nieve, Virginia ya habrá acumulado kilómetros y desnivel en los otros retos, y podrá finalizar su verano de desafíos. El reto en este caso es salir desde el cuartel de la Guardia Civil de Torla (1033 m), llegar a la cima de Monte Perdido, tercera cima más elevada del Pirineo con sus 3355 m y regresar de nuevo al punto de partida.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR