Unos números que no soportan el sueño del ascenso

El Real Zaragoza se ha hundido en el nuevo fútbol, especialmente en estadio municipal de La Romareda

Aragón Deporte /
Los jugadores del Real Zaragoza se muestran abatidos en un instante del duelo ante el Oviedo. Foto: LaLiga
icono foto Los jugadores del Real Zaragoza se muestran abatidos en un instante del duelo ante el Oviedo. Foto: LaLiga

El Real Zaragoza escribió ayer en La Romareda una de las peores páginas de su historia. No solo dejó escapar la enésima oportunidad de recuperar un puesto en la zona de ascenso directo, además estableció un récord histórico negativo que reduce sus opciones de sellar el ascenso directo. Y es que con la derrota de ayer ante el Real Oviedo en su estadio, el Real Zaragoza encadenaba por primera vez en su historia cinco derrotas en La Romareda. Además, los goles de Linares y Kagawa en la recta final del encuentro permitieron al equipo aragonés esquivar la peor derrota como local de su historia en Segunda División.

Lo cierto es que la caída libre del conjunto de Víctor Fernández en este nuevo fútbol es un hecho más que constatado. El equipo ha firmado en estas nueve jornadas unos números que son incapaces de sostener el sueño del ascenso directo. Lo sorprendente del asunto es que pese a todo, el equipo tiene la segunda plaza a apenas dos puntos de distancia cuando restan dos jornadas para finalizar el campeonato. Porque su regreso a la competición ha sido muy pobre. En las nueve jornadas del nuevo fútbol el equipo blanquillo apenas ha sumado 7 puntos de 27 posibles. Una cifra muy por debajo de la sumada por sus rivales en la zona alta: Cádiz (13 puntos), Huesca (14 puntos), Almería (10 puntos con un partido menos) y Girona (13 puntos con cambio de entrenador incluido).

El equipo ha ido enterrando sus opciones de ascenso en La Romareda. Ha perdido sus cinco partidos como local en este nuevo fútbol y ha encajado la friolera de 14 goles. Una cifra que supera a los 12 que el equipo recibió en sus 15 partidos como local esta temporada antes del parón por la crisis del COVID-19. Un dato verdaderamente preocupante y que es una de las grandes razones por las que el equipo ha perdido la ventaja de 5 puntos sobre el tercero que tenía allá por el mes de marzo.

Al menos fuera de casa el equipo ha mantenido el nivel, sumando 7 puntos de 12 posibles y manteniendo su estatus de mejor equipo visitante de la categoría. Ese bagaje es el que ahora le permite encarar las dos últimas jornadas de la temporada con opciones de alcanzar la segunda plaza. Un reto que tendrá que hacer realidad cambiando su tendencia negativa en los duelos que le restan en el Carlos Belmonte de un Albacete que se está jugando el descenso y una Ponferradina que podría alcanzar La Romareda en la última jornada también jugándose el descenso a Segunda División B.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR