CICLISMO

Philipsen se lleva la segunda etapa de La Vuelta 2021

El corredor aragonés Fernando Barceló terminó a 38 segundos del vencedor de la etapa

Aragón Deporte /
Philipsen durante una etapa.
icono foto Philipsen durante una etapa.

El belga Jasper Philipsen (Alpecin-Fenix) fue el más veloz en el cerradísimo sprint que decidió en el barrio burgalés de Gamonal la etapa 2 de La Vuelta 21, por delante del holandés Fabio Jakobsen (Deceuninck-Quick Step) y el australiano Michael Matthews (Team BikeExchange). Es la novena victoria de Philipsen y segunda en una Grande tras haberse impuesto el año pasado en Puebla de Sanabria. Primoz Roglic (Jumbo-Visma) sigue líder aunque Alex Aranburu (Astana-Premier Tech) ha recortado dos segundos y se queda a cuatro. Xabier Azparren (Euskaltel-Euskadi), Diego Rubio (Burgos-BH) y Sergio Román Martín (Caja Rural-Seguros RGA) fueron los aventureros del día, arrancando en el kilómetro 0. El corredor aragonés Fernando Barceló terminó a 38 segundos del vencedor de la etapa.

La etapa 2, con salida inédita en la localidad burgalesa de Caleruega en el VIII Centenario de Santo Domingo de Guzmán, no tardó en deparar acción ya que en el mismo kilómetro 0 saltaban a la aventura tres ciclistas, uno por cada uno de los equipos españoles invitados: Xabier Azparren (Euskaltel-Euskadi), Diego Rubio (Burgos-BH) y Sergio Román Martín (Caja Rural-Seguros RGA). Una fuga que enseguida cobró ventaja, rozando los cuatro minutos en el kilómetro 15 (3’40”).

A partir de ahí, y con Groupama-FDJ y Deceuninck-Quick Step al frente del pelotón perseguidor, el tira y afloja fue la tónica, subiendo y decreciendo el margen de los fugados hasta estabilizarse en torno a los dos minutos. Sin más novedades y con el temor de que el viento pudiera hacer estragos, el trío escapado seguía entendiéndose a la perfección delante y otros equipos como Alpecin-Fenix y el propio Jumbo-Visma del líder aparecían en cabeza del paquete, con una diferencia que rondaba ya el minuto en el kilómetro 100 de etapa, y que bajaba hasta el medio minuto enseguida.

Un espejismo, pues el pelotón no parecía tener prisa por someter a su presa y le dejaba hacer de nuevo durante muchos kilómetros, hasta que a casi 30 km de meta se rompía la ‘entente cordiale’ entre los fugados con el ataque del más veterano y curtido de los tres, Diego Rubio, ávido de dar una alegría al equipo local, Burgos-BH. Pero la misión era imposible y el de Navaluenga era atrapado por el pelotón antes del sprint intermedio y bonificado de Tardajos (km 150), donde Alex Aranburu lograba arañar dos segundos. De ahí hasta la meta, una caída a 4 km del final no evitó que los favoritos disputaran la llegada, siendo el más fuerte Philipsen para consumar un increíble triplete de Alpecin en los sprints inaugurales de las tres Grandes este año, ya que Tim Merlier se anotó los de Giro y Tour.

Guardado en...

Ciclismo