Partido sin goles para despedir una temporada gris en La Romareda

Zaragoza y Numancia firman un empate válido para los intereses de ambos equipos

Cucho Malumbres /
Pombo trata de robar un balón al Numancia. Fuente: La Liga.
icono foto Pombo trata de robar un balón al Numancia. Fuente: La Liga.

Todo empezaba con el minuto de silencio en recuerdo del futbolista José Antonio Reyes, fallecido en un accidente de tráfico el pasado sábado. Ese trágico acontecimiento provocó que el partido del Real Zaragoza se aplazase a este martes de tarde calurosa y de trámite para el conjunto maño. Y eso se notaba en la entrada: gradas a medio llenar.

El partido comenzaba con ritmo y dividido. Los equipos se acercaban al área rival en los primeros compases, con el Numancia controlando más el esférico y con el Zaragoza saliendo en jugadas rápidas contra la portería contraria. Poco a poco, el equipo de Víctor Fernández ganaba presencia ofensiva en el lado soriano del campo con una buena acción por la banda de Nieto seguida de una potente cabalgada de Biel al que le arrebataban el balón cuando ya pisaba área rival.

El partido bajaba notablemente de ritmo, carecía de acciones ofensivas. Un pase en profundidad para Álvaro despertaba algo a la grada, pero el remate del delantero se marchaba fuera. A estas alturas ya se superaba la media hora de partido. Álvaro volvía a ser protagonista al ejecutar magistralmente una falta directa centrada pero algo lejana. El guardameta del Numancia debía estirarse para evitar un gol que se colaba por la escuadra.  Al final de la primera parte, era el Zaragoza el que intentaba anotar el primer tanto. Llamaba la atención el escaso juego mostrado por el Numancia, que daba la sensación de no jugarse nada.

El Zaragoza volvía en la segunda mitad intimidando a Juan Carlos, primero con un gran disparo que despejaba con dificultades el portero y después con un balón a la espalda de los centrales que no pudo aprovechar Linares. En el minuto 56 llegaba el primer cambio en el Zaragoza: aplausos de la grada para la salida de Linares, que dejaba su puesto a Gual. En un lanzamiento de falta lateral el Numancia daba el primer toque de atención y Dorado tenía que despejar a córner cuando el ataque soriano a punto estaba de rematar a placer.

El segundo cambio de los locales lo protagonizaban el capitán Ros, que dejaba el terreno de juego, y Eguaras, que se situaba para dirigir al equipo desde el centro del campo. Los cambios de uno y otro equipo no cambiaban en exceso el guión del partido. El Zaragoza gozaba de una buena oportunidad después de una buena jugada de Álvaro. El Numancia respondía en la siguiente jugada y Dorado sacaba la segunda bajo palos. Llegado el minuto 80, Víctor Fernández introducía el último cambio. Pombo entraba en sustitución de Soro.

El Numancia se conformaba con el empate y el Zaragoza no iba a ser el que arriesgase. Aun así, era el Zaragoza quien más había buscado el gol a lo largo de los 90 minutos. Un gol que no llegó, lo que supuso que el último partido en casa resultase un encuentro gris, la mejor representación de lo que ha sido esta temporada en La Romareda.

FICHA TÉCNICA

Real Zaragoza: Ratón; Delmás, Dorado, Verdasca, Nieto; Javi Ros (Eguaras, 65'), Guti, Soro (Pombo, 80'), Pep Biel; Linares (Marc Gual, 56’) y Álvaro.

Numancia: Juan Carlos; Medina, Atienza, Carlos Gutiérrez, Ganea; Kako, Diamanka, Gus Ledes; Fran Villalba, Mateu (Higinio, 80) y David Rodríguez (Guillermo, 68’).

Árbitro: Iglesias Villanueva, amonestó a Mateu (41’), Álvaro (55’), Gutiérrez (73’), Atienza (83’), Pombo (90’).

Fotografías

Fotografías