Publicidad

Mucho Celta para un Ebro que se despide de la Copa (0-5)

El conjunto de Raúl Jardiel poco pudo hacer ante los gallegos

Aragón Deporte /
Celebración de uno de los goles del Celta ante el Ebro. Foto: Celta de Vigo
icono foto Celebración de uno de los goles del Celta ante el Ebro. Foto: Celta de Vigo

Un fuerte Celta de Vigo visitaba al CD Ebro en una Romareda que volvía a ver a los arlequinados jugar en Copa del Rey contra otro Primera División. Tal y como ocurrió hace dos temporadas en la visita del Valencia CF. Empezaba muy bien el cuadro gallego. Ya en el primer minuto, Galhardo obligaba sacar a córner un disparo cruzado al meta local, Cebollada.

Se intentaba reponer el cuadro de Raúl Jardiel con un acercamiento tímido de Altube. Pero a partir de ahí, el Celta subía una marcha. Santi Mina, que entraba por la lesión de Galhardo, anotaba de cabeza tras un gran centro de Cervi. Se adelantaba el conjunto vigués, que a punto estaba de hacer el segundo en la jugada posterior. El propio Cervi se topaba con el poste.

No obstante, en los últimos minutos de la primera mitad, Solari marcaba un golazo. Desde larga distancia, el argentino sorprendía a Cebollada que no podía hacer nada ante semejante golazo. El tanto psicológico que se llama entraba en escena en una Romareda que se iba al descanso con victoria por 0 goles a 2 para el Celta.

Tras el paso por vestuarios, Cervi finiquitaba cualquier opción y esperanza para los aragoneses con un doblete. En el minuto 53, batiendo por bajo, cruzando la definición, el argentino metía el tercero. Y a los pocos minutos, tras una gran acción individual, volvía a marcar ante Cebollada. Con ese marcador, el partido iba adormeciéndose y el Ebro no conseguía meterle mano a un Celta que era superior y eficaz de cara a puerta. Y ya en la última jugada del partido, Fontán aprovechaba una pelota muerta en el área para finiquitar el partido.