Miguel Rivera: "Llegamos en cuadro a este partido"

El CV Teruel afronta el miércoles la ida de octavos de la Challenge Cup ante el Spartak Myjava

Aragón Deporte /
icono foto Miguel Rivera durante su comparecencia de este lunes.

El CV Teruel afronta este miércoles la ida de los octavos de final de la Challenge Cup ante el Spartak Myjava de Eslovaquia. Una de las citas más importantes de la temporada que ha analizado este lunes Miguel Rivera en su comparecencia previa al viaje del equipo mañana martes hasta tierras eslovacas. Estas han sido sus principales respuestas:

El estado del equipo

Llegamos un poco en cuadro. Hemos tenido unas vacaciones algo accidentadas con el Covid. Hemos tenido cuatro positivos más alguna cuarentena por contactos estrechos, con lo que hemos entrenado de aquellas maneras. Hemos tenido los positivos de Ereu, Andrés Villena, Javier Igual y Dimitrov. Javi se se ha incorporado hoy al trabajo, Martin Dimitrov estamos a la espera de que dé negativo hoy para ver si puede viajar mañana y aunque Villena y Ereu han podido reincorporarse hace una semana, no han podido entrenar. No han saltado, no han jugado con el equipo y es bastante complicado que puedan jugar el miércoles. El equipo está bastante en cuadro. 

El Spartak Myjava

Es un equipo muy joven. Lo forman todo jugadores locales de Eslovaquia pero son jugadores con mucha proyección y algunos ya internacionales. A veces pagan esa bisoñez de los equipos equipos jóvenes, pero están teniendo buenos resultados. Están terceros en su liga, pasaron la eliminatoria anterior ante un equipo con jugadores muy expertos y es un equipo a los que hay que ganarle, no van a perder ellos.

La resolución de la eliminatoria

La eliminatoria se va a decidir aquí aunque nos traigamos un 0-3 a favor de la ida. Europa es así y aunque ganes 0-3, si pierdes 0-3 en la vuelta tienes que jugar el set de oro. Queremos traernos el resultado más favorable posible, ojalá sea una victoria y dejar el camino un poco cuesta abajo para el partido de vuelta.

Un mes parados

Desde el partido liguero ante el Manacor del pasado 16 de diciembre hasta el partido el miércoles, habrá pasado casi un mes sin jugar un partido de competición. Y va a pasar más de un mes sin jugar un partido en casa y ojalá eso signifique que la gente tenga mucha hambre y nos empujen para pasar la eliminatoria. Aunque de momento lo que centra nuestra atención es el duelo en Eslovaquia. 

Calendario apretado

Si logramos pasar esta segunda ronda de competición europea, y con el partido aplazado que jugaríamos el miércoles siguiente al partido de vuelta de la Challenge Cup, tendríamos cinco semanas consecutivas de doble partido. Eso nos carga el calendario, pero como siempre decimos bendito problema. Ojalá tengamos ese problema más de cinco semanas porque eso significará que nos va bien y eso es bueno para el club y para todos.