Los detenidos en la 'Operación Oikos' ya declaran en Huesca

Desde primera hora de la mañana todos comparecen en el Juzgado de Instrucción número 5

Aragón Deporte /
icono foto La llegada de los detenidos ha generado mucha expectación en los Juzgados de Huesca.

Ha llegado uno de los días clave en el marco de la 'Operación Oikos'. Los seis detenidos el pasado martes están pasando a disposición judicial desde primera hora de la mañana para declarar ante el juez por los delitos de delitos de corrupción en el deporte, estafa y blanqueo de capitales. Unas declaraciones que se van a suceder a lo largo de toda la mañana y en la que los acusados deberán responder por los delitos que se les imputa a tenor de las investigaciones realizadas.

Agustín Lasaosa y Juan Carlos Galindo, presidente y jefe de los servicios médicos de la Sociedad Deportiva Huesca respectivamente, han sido trasladados a los juzgados desde la Comandancia Provincial de la Policía Nacional en Huesca. Ambos han llegado pocos minutos después de las nueve de la mañana. Por su parte, Raúl Bravo, Carlos Aranda, Iñigo López y Borja Fernández han sido trasladados desde la zaragozana Comisaría del Actur, donde han pasado la noche, llegando a los Juzgados de Huesca alrededor de las 10:45 horas.

Según informan algunos medios nacionales, la 'Operación Oikos' podría tener una resolución judicial más rápida que otros casos. Se estima que en cuatro meses podría producirse el juicio, unos plazos mucho más cortos que los que se han dado en precedentes anteriores. Las condenas para los implicados abarcarían desde los seis meses a los cuatro años de prisión. A ello se podría añadir una inhabilitación de uno a seis años y una multa económica.