Publicidad
MOTOR

Los clásicos lucieron con todo su esplendor durante el fin de semana en MotorLand Aragón

El trazado aragonés acogió este fin de semana la decimoprimera edición de la gran fiesta del vehículo clásico

Aragón Deporte /
Una imagen del Motorland Classic Parade 2021 que tuvo lugar el domingo.
icono foto Una imagen del Motorland Classic Parade 2021 que tuvo lugar el domingo.

Este fin de semana se celebraba la decimoprimera edición de la gran fiesta del vehículo clásico en Motorland Aragón, el “Motorland Classic Festival”, con tandas de coches y motos, exposiciones y concentraciones de clubes de diferentes puntos de la geografía española. El público disfrutó del buen ambiente que se vivió en el paddock, por primera vez tras el inicio de la pandemia. Más de 80 pilotos aficionados participaron en las tandas del sábado y domingo, sintiendo lo que es rodar con su vehículo clásico en el Circuito de Velocidad de Motorland.

En contra de todo pronóstico el tiempo respetó el día de tandas y la pista estuvo perfecta durante toda la jornada del sábado. El paddock se fue llenando poco a poco de cientos de aficionados y por la tarde, al terminar la última sesión de tandas, se organizó la salida desde Motorland hacia el mítico Circuito Guadalope. Los más nostálgicos pudieron rememorar las famosas “Carreras de Alcañiz” en el antiguo trazado urbano de la ciudad, recorriéndolo con sus vehículos clásicos.

Gran participación en el Motorland Classic Parade

La jornada del trascurrió con una gran afluencia de público desde primera hora de la mañana. Se pudo ver el paddock con gente disfrutando de una amplia exposición de vehículos clásicos de diferentes modelos y de todas las épocas en el circuito alcañizano. A las 12:30 tuvo lugar un pequeño homenaje a Pascual Molina y Robert Sánchez por parte de sus compañeros del Club Café Racer Days y en el que Motorland quiso participar con una pequeña aportación en su recuerdo y memoria.

El momento más esperado del Classic llegaba a las 14:00 horas, cuando se abrían las puertas del circuito de velocidad para que todos los allí presentes pudieran entrar a sentir lo que es rodar en Motorland. Unos 140 participantes en total pudieron disfrutar de la experiencia con su vehículo clásico en el tradicional Parade y llevarse un bonito recuerdo del día bajo un sol radiante.